2.1 C
Mendoza
25 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
El Mundo

¿Cuál es el mejor aislante térmico para techos?


Se pueden encontrar muchas opciones para construir el techo de una casa, y cada una de ellas contará con características particulares, ya sea desde su confección hasta su estética. Sin embargo, no todos logran evitar que las altas temperaturas invadan el ambiente, por lo que es ideal tener conocimiento y saber cuál es el mejor aislante térmico para techos.

Los aislantes térmicos tienen muchísimas ventajas para quienes lo instalen en su hogar. Entre ellas, se destaca la mejora de la eficiencia energética, ya que se reducirá el gasto en calefacción y aire acondicionado, y el aumento de comodidad dentro del hogar, puesto que las temperaturas disminuirán considerablemente.

De esta forma también se logran evitar los cambios drásticos de temperatura que puede sentir uno al llegar de la calle al hogar. Además, también funcionan para reducir los sonidos del exterior.

Aislante para techos: cuál elegirAislante para techos: cuál elegir

Hay que tener en cuenta que cada tipo de aislante térmico para techos está creado especialmente para cubrir ciertas necesidades, por lo que irán mejor dependiendo el material con el que esté hecho el hogar. Además, hay algunas características que deben cumplir en su desarrollo para tener un mejor funcionamiento.

Entre ellas, debe tener: baja conductividad térmica, alta resistencia térmica (capacidad de resistir el flujo de calor), resistencia al paso del vapor de agua, buen comportamiento ante el fuego y buen aislamiento acústico.

¿Cuál es el mejor aislante térmico para techos?

Espuma de Polietileno. Se trata de un material de plástico fácil de instalar, que se suele vender en formato de rollo de 5 a 10 mm de grosor, envuelto en una caja de aluminio. Para su uso, primero se debe colocar una capa de aluminio hacia arriba, así el calor que atraviesa se refleja hacia allí.

Gracias a sus materiales se trata de una alternativa que puede durar mucho tiempo. Sus paneles son fáciles de instalar, y además están hechos con hidrófugos, por lo que evitaran también el paso de la humedad.

En ese sentido, la lana de vidrio o roca también es una de las más elegidas al momento de aislar el calor del techo. Está formado con una fibra mineral creada con filamentos de vidrios unidos con aglutinante, que además permite aislar la temperatura como el ruido exterior.

Se suelen obtener en rollos de 25 y 100 mm de grosor, y se recomienda elegir las que traen una cara de aluminio incorporadas, ya que esto impedirá la condensación del vapor. Además, al ser un material reutilizable, es ideal para techos de chapa.

Aislante para techos: sus característicaAislante para techos: sus característica

El poliestireno expandido, o más conocido como telgopor, es un plástico celular con forma esponjosa generalmente conformada por un 98% de aire y 1 cm de grosor que es muy duradero y resistente.

No obstante, una de las opciones más recomendadas por especialistas es el poliuretano expandido o espuma de poliuretano. Generalmente se encuentra en forma de spay, que rápidamente se transforma en una espuma que permite aislar el calor. Se pueden encontrar en láminas con una cara en aluminio, y también son ideales para techos de chapa.

También existen otras alternativas, como pueden ser el fieltro liviano sin aluminio (es utilizado como aislante térmico y acústico y puede ser colocado sobre techos con inclinación, cielorrasos suspendidos y entretechos con inclinación y sin carga) y la pintura para techos de chapa (una membrana hidrófuga líquida que ayuda a reducir el paso de la temperatura exterior al interior).

La elección dependerá exclusivamente de las necesidades de la personas, ya que todas estas cumplen a la perfección su función como aislante térmico para techos.



Fuente Oficial