16.9 C
Mendoza
14 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
El Mundo

Qué es un sérum, cuántos tipos hay y cómo se recomienda usar


El skincare es una tendencia cada vez más popular y que apunta a una piel más saludable para mejorar el aspecto del órgano más grande del cuerpo. El cuidado facial juega un paoel crucial y es uno de los puntos más importanes de la rutina. Protector solar, sérum e hidratación, los tres pilares a tener en cuenta. ¿Pero qué son y cómo se combinan?

El sérum es un producto formulado con ingredientes concentrados y que sirve para abordar características específicas de cada piel de una manera más eficiente.

¿Qué es un sérum?

Un sérum es un producto para el cuidado de la piel que contiene una concentración alta de ingredientes activos. A diferencia de las cremas estos sueros tienen una textura más liviana y ligera que les permiten penetrar profundamente en la piel.

El objetivo principal es brindar beneficios específicos, como hidratación intensa, reducción de arrugas, iluminación de la piel y tratamiento de problemas dermatológicos.

¿Cuántos tipos de sérum existen?

La variedad de sérum es infinita, hay de todo tipo. Con ingredientes naturales, de laboratorio, con diferentes componentes activos y diversas formulaciones.

Algunos de los tipos más comunes son:

  • Hidratante: está para dar una hidratación profunda, este tipo de sérum es ideal para pieles secas o deshidratadas.
  • Sérum antioxidante: tiene ingredientes como la vitamina C, que ayudan a proteger la piel contra los radicales libres y para prevenir el envejecimiento prematuro.
  • Sérum antiarrugas: formulado con ingredientes como el ácido hialurónico y péptidos, este tipo de sueros ayuda a reducir la apariencia de líneas finas de expresión.
  • Sérum iluminador: se utiliza para combatir la opacidad de la piel, suelen contener ingredientes que promueven la luminosidad y la uniformidad del tono de la piel.
  • Sérum para el acné: diseñado específicamente para pieles propensas al acné, estos sueros suelen contener ingredientes como el ácido salicílico o el ácido glicólico para combatirlos.

La elección del sérum adecuado dependerá de las necesidades individuales de la piel y los objetivos específicos que se busquen lograr. Es fundamental contar con la guía de un profesional y respetar los periodos de adaptación de cada componente para garantizar la tolerancia.

¿Cómo usar un sérum de manera efectiva?

La aplicación del sérum es un momento clave para garantizar su efectividad.

  • Limpieza: una limpieza suave para preparar la piel y asegurar una absorción más eficiente del sérum.
  • Tónico: aplicar un tónico para equilibrar el pH de la piel y maximizar la absorción de los ingredientes activos del sérum.
  • Aplicación: se colocan apenas unas gotas de sérum en la yema de los dedos y se las distribuyen suavemente sobre la piel, evitando el área de los ojos.
  • Masaje: realizar un suave masaje para favorecer la absorción y estimular la circulación sanguínea.
  • Hidratación: usar una crema hidratante para sellar la humectación y optimizar beneficios del sérum.

La consistencia y la paciencia son indispensables para incorporar un sérum a la rutina de cuidado de la piel y alcanzar resultados.

Sostener la rutina del cuidado de la piel es fundamental para ver resultados.Sostener la rutina del cuidado de la piel es fundamental para ver resultados.

Los sueros son herramientas para el cuidado de la piel porque aporta ingredientes concentrados clave para tratar diferentes patologías y características. Es importante elegir un sérum que se adapte a las necesidades específicas de cada piel y seguir una rutina constante para obtener resultados.



Fuente Oficial