6.7 C
Mendoza
24 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
Política

Javier Milei vuelve a cuestionar a Gustavo Petro y se alinea con Trump en el ataque al colombiano



Lejos de buscar aplacar el duro choque con el gobierno de Gustavo Petro, a quien en declaraciones televisivas acaba de definir como «un comunista asesino» que está hundiendo Colombia, Javier Milei, subió la apuesta este sábado.

Lo hizo retuiteando a su amigo economista, Julio Goldestein, que a su vez replicó declaraciones de Donald Trump en las que el ex presidente de los Estados Unidos, en carrera para volver ser elegido, dijo que Petro «no» era buena persona y lo definió como «un socialista» y un ex miembro de la guerrilla del M 19.

Para entender el estado de situación en la que la se produjo la escalada entre Milei y Petro de las últimas horas se puede empezar informando que justo este viernes la Cancillería de Diana Mondino había pedido a Bogotá el placet de estilo para Mario Verón Guerra como embajador en Bogotá.

Verón Guerra es un embajador de carrera, de los senior hoy, y con sello en el radicalismo. Por lo tanto, pese a la enemistad manifiesta entre Petro y Milei desde la campaña del Libertario, al colombiano lo estaban distinguiendo por no degradar la sede diplomática, al tiempo que se le hacía un gesto interno a la cancillería radical en tiempos que acaban de reiniciar su reinado, diplomáticos del PRO, como Leonardo Sahores, y el único Libertario del ministerio, Federico Barttfeld.

El presidente busca dejar atrás sus explosivas críticas de campaña al Papa Francisco, a Xi Jinping y a Lula da Silva. Y hasta puede decirse que al embestir contra Petro con la periodista Patricia Janiot el viernes, elogió al salvadoreño Bukele y fue respetuoso con Gabriel Boric, a quien sólo definió como un hombre de «ideas equivocadas».

Milei como presidente sigue en modo campaña y al estilo Trump y Bolsonaro para comunicarse con el mundo. Incluso es más filoso que ambos, como lo mostró en su explosivo Foro Económico de Davos, en Suiza, donde se quejó de que fuera un espacio cooptado por el socialismo.

El único mandatario importante que llamó asesino a otro en el ultimo tiempo fue Joe Biden a Vladimir Putin, en días previos a la guerra de Ucrania que enluta al mundo ahora. Pero el Departamento de Estado tuvo que hacer malabares para recomponer la situación como lo hace ahora cada vez que el demócrata se refiere a China.

Lo mismo le empieza a ocurrir ahora al equipo de Mondino, al verse obligado a apagar incendios. Entre lunes y martes contestará al comunicado de repudio que emitió la Cancillería de Petro, por las declaraciones de Milei, que el gobierno colombiano consideró un “atentado contra la honra” del mandatario colombiano, además de “irrespetuosas e irresponsables”.

Y a ultima hora del viernes, Petro dijo en un acto suroeste del país que quienes lo atacaban «no tienen ni idea de qué es comunismo y qué es socialismo». Fue su respuesta a Milei.

El embajador en Buenos Aires, Camilo Romero fue llamado a consultas a Bogotá y habrá que ver cuándo será aceptado el plácet de Verón Guerra.

Petro fue apoyado en redes por sus seguidores. Lo curioso de la queja colombiana es que el propio Petro es protagonista de estos tiempos de una diplomacia disfuncional en la que cualquiera dice cualquier cosa y es como si no pasara nada.

El colombiano está ofendido pero durante la campaña electoral de la Argentina dijo que Sergio Massa era la “esperanza” y que Milei era “barbarie”. “Milei nos regresa a Pinochet y Videla”. Nadie le contestó salvo los tuiteros fanáticos del presidente argentino que lo suelen defender a capa y espada. Por si ella fuero poco, el embajador Romero, que si todo mejora debería volver a Buenos Aires, a su puesto, le dijo a Milei por Twitter que era un «hipócrita». ¿Quién lo va a recibir aquí ahora?

La línea de Petro no fue muy distinta a la del mexicano Andrés López Obrador que comparó a Milei, con Adolfo Hitler.

El presidente dio marcha atrás con la adhesión a los BRICS que firmó Alberto Fernández, y ahora no promoverá la participación de Argentina en la agónica Unión de Naciones Sudamericanas. Más aún, aunque no se espera que retire al país de la Comunicad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), como lo hizo Bolsonaro con Brasil en su momento –Lula volvió- Milei no irá a la cumbre de mandatarios de San Vicente y las Granadinas, del próximo 1 de marzo. Y como la canciller Mondino tiene que atender ese día un asunto familiar que tenía desde hace meses, a la cumbre irán, o el vice canciller Leopoldo Sahores u el subsecretario Asuntos Lationamericanos, Mariano Vergara. Así las cosas.





Fuente Oficial