10.7 C
Mendoza
22 de mayo de 2024
FM Del Condado
Image default
El Mundo

Trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo: síntomas, diagnóstico y tratamiento


La obsesión y la compulsión son dos características con las cuales uno puede vivir sin mayores problemas. No obstante, hay personas que padecen del trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo, una enfermedad que afecta la vida cotidiana como consecuencia de la preocupación generalizada que siente la persona por el orden, el perfeccionismo y el control. Por ello, es importante conocer sus síntomas, cómo diagnosticarla y qué tratamiento realizar.

El trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo, también conocido como OCD por sus siglas en inglés, puede ser sumamente desgastante para la persona que lo padece, e incluso es común notar que las personas comienzan a aislarse al padecerlo. Estos hábitos incontrolables pueden causar rápidamente depresión en una persona si no se lo trata con la importancia que amerita.

Se estima que alrededor del 2,1 al 7,9% de la población mundial tiene trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo, aunque es más común entre los hombres. Además, algunos rasgos familiares de compulsión, intervalo restringido de emociones y perfeccionismo también contribuyen a la aparición de este trastorno.

Síntomas del trastorno obsesivo-compulsivoSíntomas del trastorno obsesivo-compulsivo

En cuanto a su diagnóstico, el sitio especializado en salud Mayo Clinic explica que «a veces es difícil diagnosticar el trastorno obsesivo compulsivo porque los síntomas pueden parecerse a los del trastorno de la personalidad obsesivo-compulsiva, trastornos de ansiedad, depresión, esquizofrenia u otros trastornos de salud mental».

En ese sentido, publicó un listado con pasos para «ayudar a diagnosticar el trastorno obsesivo compulsivo»:

  • Evaluación psicológica. Esto incluye hablar de tus pensamientos, sentimientos, síntomas y patrones de conducta para determinar si tienes obsesiones o conductas compulsivas que interfieren en tu calidad de vida. Si lo permites, esto puede incluir hablar con tu familia o amigos.
  • Criterios de diagnóstico para el trastorno obsesivo compulsivo. El médico puede utilizar los criterios del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-5, por sus siglas en inglés), publicado por la American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría).
  • Examen físico. Esto se puede hacer para ayudar a descartar otros problemas que podrían estar causando síntomas y para revisar cualquier complicación relacionada.

Síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo

Por su parte, The National Institute of Mental Health (NIMH) detalla que las personas con trastorno obsesivo-compulsivo pueden tener obsesiones, compulsiones o ambas cosas.

Por ello, para detectar sus síntomas es fundamental conocer cuáles son los de la obsesión:

  • Temor a los gérmenes o a la contaminación;
  • Miedo a olvidar, perder o extraviar algo;
  • Temor de perder el control sobre su propio comportamiento;
  • Pensamientos agresivos hacia los demás o hacia uno mismo;
  • Pensamientos no deseados, prohibidos o tabúes relacionados con el sexo, la religión o algún daño;
  • Deseo de tener las cosas en un orden simétrico o perfecto.

En cuanto a las compulsiones, éstas tienden a ser conductas repetitivas que la persona siente la necesidad de realizar, sin tener un control total de la situación. Generalmente, esto sucede como respuesta a una obsesión. Entre sus síntomas más comunes se encuentran:

  • Limpiarse o lavarse las manos de forma excesiva;
  • Ordenar u organizar artículos de una manera particular y precisa;
  • Comprobar repetidamente las cosas, como asegurarse de que la puerta esté cerrada con llave o que el horno esté apagado;
  • Contar compulsivamente;
  • Orar o repetir palabras en silencio.

¿Cómo se trata el trastorno obsesivo-compulsivo?

El trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo tiene tratamiento. Se debe llevar a cabo con un especialista en salud mental, el cual determinará si se debe tratar con medicamentos, psicoterapia o una combinación de ambos.

Aunque no hay una cura que permita dejar atrás este trastorno, un buen tratamiento con seguimiento médico puede ayudar a controlar mejor los síntomas, para así llevar una vida sin tanto estrés y ansiedad.

«Es importante seguir su plan de tratamiento porque tanto la psicoterapia como los medicamentos pueden tardar cierto tiempo para comenzar a funcionar».

¿Cómo se trata el trastorno obsesivo-compulsivo?¿Cómo se trata el trastorno obsesivo-compulsivo?

«Aunque no existe una cura para el trastorno obsesivo-compulsivo, los tratamientos ayudan a las personas a controlar sus síntomas, realizar actividades diarias y llevar una vida plena y activa», explica el NIMH.



Fuente Oficial