17.7 C
Mendoza
17 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
Política

Sería una burla para todos los argentinos



Graciela Ocaña, ex diputada nacional y actual legisladora de la Ciudad de Buenos Aires, elevó en las últimas horas una carta a la ANSES para que el organismo rechace la jubilación de privilegio de casi 7 millones de pesos que podría cobrar el ahora ex presidente Alberto Fernández. «Sería una burla para todos los argentinos y en especial aquellos que votaron para terminar con los privilegios de la casta política», reclamó.

El reclamo lo inició Ocaña, quien también fuera ministra de Salud del gobierno de Cristina Kirchner, luego de que se conociera que el ex mandatario habría iniciado el trámite para cobrar la pensión honorífica que le corresponde como ex presidente de la Nación.

«Que Alberto se atreva a pedir una jubilación por su gestión, que ha sido desastrosa, con la fiestita de Olivos y el vacunatorio VIP, por recordar algunos de sus hitos y los más de 100 causas judiciales que se están tramitando por denuncias que recibió en los 4 años de mandato”, desafió Ocaña en diálogo con Radio Mitre.

Según la legisladora, no sería de extrañar “que Alberto sea un sinvergüenza que haya pedido este beneficio”.

“Lo hizo justamente los días previos en que seguramente el Congreso elimine y ojalá para siempre, este privilegio que han tenido los presidentes y los vicepresidentes, de cobrar ingresos que son muy superiores a la jubilaciones y pensiones que hoy están recibiendo la mayor parte de los jubilados argentinos”, aseguró.

Dicha ley figura entre las que la Ley de Bases que presentó Milei busca eliminar a través del Congreso.

En su carta, con fecha del lunes 5 de febrero, Ocaña se dirige al Director de la ANSES, Osvaldo Giordano, «con la finalidad de solicitarle se deniegue un eventual pedido por parte del ex presidente Alberto Fernández para el cobro de la asignación mensual vitalicia para Presidente regulada en la ley 24.018″.

Reclama que, de acuerdo a diferentes publicaciones y entrevistas, Fernández vive actualmente en España «y es evidente que no va a residir en nuestro país», lo que lo torna «incompatible con el requisito establecido en el Art. 5 de la Ley 24.018 cuando establece que para tener derecho al goce de esa asignación es condición que los beneficiarios estén domiciliados en el país».

Pero ese no es el único argumento que utiliza la legisladora para pedir el rechazo del beneficio del actual presidente del PJ: «Considero que la jubilación de privilegio que pretende el ex presidente Fernández debería ser denegada por no reunir las condiciones éticas y morales suficientes para gozar de semejante privilegio. No hace falta indagar profundamente para descubrir que el ex presidente deja la gestión con decenas de denuncias penales en su contra. Debiendo señalar como la más aberrante y ofensiva la denuncia por la cena en Olivos durante la pandemia». Y recordó que hay en el registro «108 denuncias penales en su contra».

«Insisto, un funcionario que claramente ha incurrido en mal desempeño de sus funciones no puede ser alcanzado por los beneficios de un régimen de jubilación excepcional que claramente fueron pensados para aquellas personas que ha desempeñados las más altas funciones administrativas de nuestro país con diligencia y honorabilidad. El ex Presidente carecería de ambas consideraciones ni la debida diligencia para el desempeño de su cargo ni honorabilidad tal como quedó demostrado con el Olivosgate, el caso del vacunatorio VIP y finalmente por ser el responsable final de haber dejado al país sumido en una, sino la peor, crisis económica de su historia», agregó.

Para ella, que la mitad de la población argentina haya quedado «bajo la pobreza» resulta «la prueba viviente de la ineptitud de quien ahora pretende asegurarse un modo de vida que le resulta ajeno a la mayoría de los argentinos y dedicarse a ser un bon vivant en Europa derrochando su jubilación de privilegio en cenas en restaurantes de lujo».

«La ANSES no puede ser cómplice de estas obscenidades, ya bastante tenemos los ciudadanos con la obscena jubilación de privilegio de Cristina Kirchner y ahora tenemos que sumarle el disparate de Alberto Fernández», sentenció.

Sobre el final hace mención a la nota publicada en Clarín este lunes 5 de febrero en la que se dio a conocer que Alberto ya comenzó el trámite jubilatorio, y dice que en el marco de la emergencia pública en materia fiscal que incluyó Milei en la Ley de Bases, se torna «inadmisible la percepción de semejante cifra», en referencia a los casi 7 millones de pesos que cobraría el ex presidente.

«Se estaría consintiendo un despilfarro de fondos públicos a favor de la casta que se venía a combatir y nada menos que a través de una jubilación de privilegio. No solo resentiría las arcas del ANSES -afectando así, a los casi 9 millones de jubilados que tiene el sistema y que más de la mitad cobran la jubilación mínima de poco mas de 100 mil pesos-, sino que sería una burla para todos los argentinos y en especial aquellos que votaron para terminar con los privilegios de la casta política», cerró.

Alberto Fernández ya habría iniciado el trámite para jubilarse

Si bien en ANSES se negaron a confirmar el dato, un ex funcionario que supo trabajar codo a codo con el ex mandatario deslizó que «ya inició» el trámite y que «en marzo Alberto estará acá de regreso». Es que a poco de finalizar su mandato, Fernández viajó a España con la intención de explorar la posibilidad de radicarse por un tiempo en el país ibérico y dar clases en distintas universidades.

En su entorno señalan que «le corresponde la pensión y la va a tramitar» y que tiene previsto regresar a la Argentina en el transcurso de este mes. «No se va a radicar en España», insiste un estrecho colaborador de Alberto a Clarín. Sí es probable que durante el año mantenga agenda en ambos países porque su mujer, Fabiola Yánez, permanecerá en la península por «cuestiones personales».

Cerca del primer mandatario, en tanto, justifican el posible cobro del beneficio y que necesita este ingreso para poder «pagar las cuentas». Destacan, en este sentido, que se retiró de la función pública sin causas judiciales de corrupción en su contra.

Más objeciones a la «honorabilidad» del ex presidente

El 23 de noviembre, la diputada Marcela Campagnoli (JxC), le solicitó a la Procuraduría de Investigaciones Administrativas que evalúe si le correspondería el cobro de este ingreso, aduciendo una serie de hechos que comprometerían su «honorabilidad», uno de los requisitos del beneficio.

Según la diputada, Fernández habría incumplido los deberes de funcionario público porque durante su mandato no dejó su cargo como docente universitario al tiempo que mencionó los escándalos que lo involucraron como la “fiesta de Olivos” durante la cuarentena y el denominado “Vacunatorio VIP”. A su entender, estos hechos expondrían una clara “violación de la ley de Ética Pública sobre deberes y pautas de comportamiento ético”.

La diputada también acusó al expresidente por “inobservancia de la Constitución Nacional en cuanto a la designación de magistrados del Poder Judicial” y por la “delegación de facultades de presidente a un ministro”, en alusión al inusual protagonismo que en 2023 cobró el exministro de Economía, Sergio Massa, que decantó en su candidatura presidencial.

También mencionó como hechos reprochables que Yáñez haya supuestamente utilizado la Fundación del Banco de la Nación Argentina para “promoción de su empresa personal”, en alusión a la firma “Vive y Sueña”.

«Lo que queremos es declarar su no honorabilidad. Pero la Procuraduría adujo que no le correspondía tramitar este expediente y que debería hacerlo la Anses», indicó Campagnoli a este diario.



Fuente Oficial