2.1 C
Mendoza
25 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
Generales

Pronóstico de Caudales de los ríos de la provincia de Mendoza para la temporada 2023-2024

Irrigación dio a conocer el informe en una actividad en la que hubo disertaciones del CONICET y de la DACC, que han sido publicadas en la web del organismo del agua junto a su informe.
Este martes 10 de octubre el Departamento General de Irrigación presentó el Pronóstico de Caudales de los ríos de la provincia de Mendoza para la temporada 2023-2024, que se extiende desde octubre hasta septiembre próximo. El estudio es elaborado por la Dirección de Gestión Hídrica y es una herramienta fundamental en la planificación hídrica, ya que permite establecer un plan de manejo de los embalses para la provisión de agua para riego, energía y consumo, entre otros usos.
El Superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli, fue el anfitrión de la actividad que se desarrolló por la mañana en la sede central del organismo del agua, y que se enriqueció con las disertaciones de 4 especialistas invitados, pertenecientes al CONICET y a la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas (DACC).
Además estuvieron presentes los Consejeros del Honorable Tribunal Administrativo de Irrigación, Subdelegados de Aguas de los ríos de la provincia de Mendoza, otros miembros del Gabinete de Irrigación, Inspectores/as de Cauce, Presidentes de Asociaciones de Inspecciones, y público en general, además de profesionales de distintos medios de comunicación del Gran Mendoza.
En su mensaje inicial Marinelli aseguró: “Este año es muy particular. Hemos tenido una buena temporada de nieve en la montaña y eso nos permitirá tener un año normal en todos los ríos, pero estamos inmersos en un proceso de cambio climático en el que cada vez tendremos menos agua. Es una buena noticia, pero hay que esforzarse para ser más eficiente en todas las actividades. Por esa razón hemos establecido nuevas formas de distribuir el agua y la eficiencia se ubica en el 50%. O sea, todavía hay que mejorar. Todos. Es un cambio cultural necesario”.
«Este pronóstico que presentamos hoy, como todos los años en octubre, nos da la posibilidad de planificar el año, aunque es un año diferente, aunque también hay otros factores que pueden estar a favor nuestro como la eficiencia en los diversos usos. Al mismo tiempo, también hemos entendido, luego de años de sequía, que la calidad del agua es fundamental en el modo de gestionar el recurso hídrico y por ello hemos visibilizado prácticas como el reúso», indicó.
Luego el Jefe de Irrigación se refirió a dos de sus ejes de gestión. «Han habido planes que han querido mirar hacia el futuro con visión estructural, poniendo el acento en las obras. El Plan Maestro que nosotros llevaremos a cabo es diferente, no sólo por la visión de la variabilidad climática, sino por el fuerte trabajo en la parte técnica y el trabajo con Mekorot (empresa de agua de Israel). En paralelo estamos diseñando otra herramienta fundamental que es el Código de Aguas, que ordenará gran parte de la jurisprudencia sobre aguas que se ha venido acumulando posteriormente a la Ley de Aguas de 1884 y que por defecto la han cambiado como la Constitución, lo que también nos prepara para un futuro donde puede no haber tanta agua», afirmó.
Posteriormente, el meteorólogo Carlos Bustos (Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas (DACC) expuso sobre el “Pronóstico climático para la primavera 2023-verano 2024 en Mendoza”. Lo secundaron tres investigadores del CONICET: desde Inglaterra, Maximiliano Viale, Dr. en Ciencias de la Atmósfera expuso sobre “Potentes ríos atmosféricos dejan un buen año en Cordillera”, y de manera presencial, tomaron la palabra Juan Rivera, Dr. en Ciencias de la Atmósfera y los Océanos con una exposición acerca del “Cambio climático observado y proyectado en la región de Cuyo” y Ezequiel Toum, Ingeniero civil y Dr. en Ingeniería e hidrólogo, que estudia la oferta hídrica en Los Andes con el tema “Los Glaciares en el ciclo hidrológico”.
Para cerrar la jornada, el Director de Gestión Hídrica de Irrigación, Rubén Villodas, dio a conocer el Pronóstico de Caudales Para la temporada 2023-2024 y brindó algunos detalles para destacar, como que en los últimos 13 años ha habido un año de escurrimientos similares, que fue la temporada 2015-2016, aunque ésta fue menor a la pronosticada actualmente. El resto de las temporadas han sido, en la mayoría de los ríos, años de sequía.
Detalle cuenca por cuenca
Río Grande: clasificación hidrológica HÚMEDO.
-El Pronóstico de Escurrimientos para el Río Grande indica que se espera un derrame de 3.670 hm3, lo que representa el 117% respecto a un año medio para la sección de aforos de La Gotera.
-En la Temporada 22/23 escurrieron 1.673 hm3  (equivalente al 53% del derrame medio histórico).
Este año se ha pronosticado casi el doble del volumen anual del año pasado. 
Río Malargüe: clasificación hidrológica NORMAL.
-El pronóstico de Escurrimiento para el río Malargüe indica que se espera un derrame de 300 hm3, lo que representa un 99% respecto de un año medio para la sección de aforos de La Barda.
Este año se ha pronosticado casi un 50% más del volumen anual del año pasado.
Río Mendoza: clasificación hidrológica NORMAL.
-El Pronóstico de Escurrimientos para el río Mendoza indica que se espera un derrame de 1.365 hm 3, lo que representa un 99% respecto de un año medio para la sección de aforos Guido.
-En la Temporada 22/23 escurrieron 864 hm3  (equivalente al 63% del derrame medio histórico).
Este año se ha pronosticado casi un 50% más del volumen anual del año pasado.
 
Río Tunuyán y arroyos: clasificación hidrológica NORMAL.
-El pronóstico de Escurrimientos para el río Tunuyán más el aporte de los arroyos, indica que se espera un derrame de 1.270 hm3, lo que representa un 104% de un año medio.
-En la Temporada 22/23 escurrieron 662 hm3  (equivalente al 54% del derrame medio histórico).
Este año se ha pronosticado casi el doble del volumen anual del año pasado.
Río Diamante: clasificación hidrológica NORMAL.
-El Pronóstico de Escurrimientos para el río Diamante indica que se espera un derrame 815 hm3, lo que representa un 83% de un año medio para la sección de aforos de La Jaula.
-En la Temporada 22/23 escurrieron 419 hm3  (equivalente al 43% del derrame medio histórico).
Este año se ha pronosticado casi el doble del volumen anual del año pasado.
Río Atuel: clasificación hidrológica NORMAL.
-El Pronóstico de Escurrimientos para el río Atuel indica que se espera un derrame de 960 hm3, lo que representa un 88% de un año medio para la sección de aforos La Angostura.
-En la Temporada 22/23 escurrieron 612 hm3  (equivalente al 56% del derrame medio histórico).
Este año se ha pronosticado casi un 50% más del volumen anual del año pasado.
Fuente: Irrigacion