6.7 C
Mendoza
20 de mayo de 2024
FM Del Condado
Image default
Espectáculos

Lo mejor está por venir, dice Nanni Moretti en su nuevo filme, estrenado en Cannes


En uno de los mejores momentos de Lo mejor está por venir (Il sol dell’avvenire), cuando el personaje de Nanni Moretti, un director de cine, necesita el apoyo de nuevos productores y se reúne con la gente de Netflix, allí el director de Caro diario se vuelve tan mordaz como en sus mejores tiempos, cuestionándolos como desalmados y riéndose de los algoritmos.

En esos instantes, en esas oportunidades se asienta y disfruta el humor y el sarcasmo, característicos del realizador italiano.

El director que ganó en 2001 la Palma de Oro en Cannes, con La habitación del hijo, y a quien muchos consideran el Woody Allen italiano, se autoanaliza y cuestiona como cineasta, esposo y padre en Il sol dell’avvenire.

Guiño o no a Allen, en un momento Giovanni interrumpe la última toma de otro rodaje de un joven, y llama por el celular a su amigo Martin Scorsese para que lo respalde, una escena que recuerda a la de Dos extraños amantes, en la que Allen habla con Marshall McLuhan. La diferencia es que la llamada a Scorsese va directo al correo de voz.

Moretti compone a un director de cine que no puede controlar nada. Fotos CDI FilmsMoretti compone a un director de cine que no puede controlar nada. Fotos CDI Films

Es que el realizador de Habemus Papa suele ser autorreferencial, y en esta comedia con algo de melodrama también es el protagonista, como en la mayoría de sus películas. Aquí es Giovanni, un director que está rodando un filme de época, en un pueblito italiano por 1956, en el que desea que, en la última escena, su protagonista se suicide.

Moretti, militante

Activo militante de la izquierda en su país, Moretti cuestiona el rol que ejerció el Partido Comunista Italiano cuando la Unión Soviética reprimió con tanques y dejó un vendaval de muertos en Hungría. Giovanni es un egocéntrico, y parece uno de esos caballos con anteojeras que no le permiten ver a su alrededor, más que lo que tiene adelante, que para él, no es otra cosa que su carrera como cineasta. Su esposa, Paola, interpretada por otra asidua de su filmografía, Margherita Buy, es su productora y a escondidas va a un psicoanalista, porque no sabe cómo decirle a Giovanni que quiere separarse.

Giovanni no sabe que su esposa quiere abandonarlo.Giovanni no sabe que su esposa quiere abandonarlo.

Su hija va a componer la música de la película que está filmando, pero Giovanni la escucha por primera vez luego de que ella le presente a su novio, del que desconocía su existencia, un hombre tal vez mayor que el propio Giovanni.

Para los amantes del cine de Moretti, no falta la escena en la que maneja su scooter por su amado vecindario de Piazza Mazzini, ni citas y referencias cinéfilas. En eso, no ha cambiado nada. Tampoco en su manera de hablar, aunque el tono de su voz se sienta un poco gastado.

Moretti junto a un desperdiciado Mathieu Amalric.Moretti junto a un desperdiciado Mathieu Amalric.

En el set Giovanni es tan déspota como en su hogar, donde obliga a su esposa e hija a ver Lola, de Jacques Demy, antes de empezar el rodaje de sus películas. En el set no permite que los actores cambien la letra de los diálogos o aporten ideas nuevas.

En síntesis: Giovanni no puede controlar nada, y a esta altura de su carrera, cada cambio que le aparezca por delante será un cimbronazo. Burla o parodia o autohomenaje. Y es una pena que el gran Mathieu Amalric esté tan desdibujado al interpretar a un productor financista, de esos que pululan en Italia y puede dejar al cineasta sin poder filmar una toma.

“Lo mejor está por venir”

Comedia dramática. Italia, 2023. Título original: “Il sol dell’avvenire”. 96’, ATP L. De: Nanni Moretti. Con: Nanni Moretti, Margherita Buy, Silvio Orlando, Mathieu Amalric. Salas: Cinemark Palermo, Cinépolis Recoleta y Houssay, Showcase Belgrano.



Fuente Oficial