11.7 C
Mendoza
18 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
Política

Les roban a los argentinos



Javier Milei pudo descansar pocas horas el martes, tras su primera jornada en Israel y el extenuante viaje de más de 20 horas que debió hacer para llegar desde Argentina en dos vuelos comerciales. El debate de la Ley Ómnibus lo mantuvo en vilo y fue el propio Presidente, tal como contó Clarín, que desde Jerusalén dio la orden de retirar el proyecto a comisión luego de que varios diputados de los bloques dialoguistas que habían votado afirmativo en general su iniciativa se sumaran al rechazo del kirchnerismo y la izquierda de artículos considerados clave por el oficialismo.

Con todo, mientras evalúa los pasos a seguir y no descarta recurrir a una consulta popular para exponer a quienes se oponen a sus ideas, el mandatario cargó muy duro contra la oposición: los tildó de de «delincuentes» y los acusó de «descuartizar» el proyecto para no ceder sus privilegios: «Les roban a los argentinos», concluyó.

En la mañana de Israel, todavía la madrugada de Argentina, Milei continuó con las críticas que había hecho en su posteo de X minutos después de congelar el tratamiento de la ley: republicó en sus redes un hilo que hizo un usuario con «los nombres y caras de los diputados traidores y extorsionadores del pueblo argentino» y convocó a sus seguidores a «mapear algunos de los nombres de la casta empobrecedora con sus caras».

El Presidente, que suele decir que separa sus decisiones políticas de sus emociones, no define nada cuando está enojado, lo que alimenta la certeza de que se tomará unos días para mover sus fichas. Es que, en público, redobló la apuesta y apuntó más fuerte contra los diputados en un encuentro con empresarios israelíes.

«Conjunto de delincuentes»

«Ayer en la sesión de la Cámara de Diputados la casta política, como nosotros llamamos a ese conjunto de delincuentes que quieren una Argentina peor porque no están dispuestos a ceder sus privilegios, empezaron a descuartizar nuestra ley de Bases y Puntos de partida para la Libertad de los argentinos y para poder sostener sus distintos mecanismos por los cuales les roban a los argentinos y en ese sentido di la orden de levantar el proyecto», los cruzó.

Con gestos de cansancio en su rostro, en la primera actividad de la jornada, Milei intensificó su cruzada a medida que avanzaba en su alocución: «Tanto el DNU como la ley son instrumentos que promueven devolverles la libertad a los individuos, promueven y potencian las estructuras de mercado, son reformas pro mercado. Y al mismo tiempo eliminan muchos negocios oscuros, turbios y corruptos de la política. Y eso hace que ponerse en contra de estos instrumentos los deja del lado de los ladrones, estafadores, mentirosos y corruptos que han hundido a la Argentina».

En otro pasaje de su intervención en un evento organizado por Fuente Latina, justificó el escrache a los legisladores que realizaron desde cuentas libertarias y que fueron citadas por el Presidente. «No en vano, digamos, estamos publicando aquellos diputados que votaron a favor y que votaron en contra, y quiénes son los que traicionaron a sus votantes diciendo que estaban en favor del cambio», reprochó. «Además, ahora también estamos publicando las fotos de estos traidores para que la gente tenga claro, quiénes son los que le mienten de modo directo a los argentinos», insistió.

«En realidad -completó- son kirchneristas de buenos modales, son lobos con piel de cordero».

Luego, con más sutileza, tras su paso por el Museo del Holocausto y en el tramo final de su alocución, el Presidente dejó una frase que desde su entorno admitieron que también había que interpretarla en clave local: «Al igual que en Egipto y en el Holocausto, intentaron destruir a Israel y a la libertad, pero la libertad siempre triunfa, porque al final la libertad es lo que prospera».



Fuente Oficial