5.7 C
Mendoza
25 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
Política

la oposición negocia en secreto una estrategia para torcerle el brazo a Javier Milei


Con el tratamiento de la ley de reformas que impulsa Javier Milei, la Casa Rosada apostó a una estrategia curiosa: la de cobrar en dos mostradores, el de la antipolítica y el de la política. Por un lado, fustiga de manera cotidiana a la oposición dialoguista -el último fue el presidente provisional del Senado, el libertario Bartolomé Abdala, que llamó “animalitos de gastar” a los gobernadores aliados- y por otro busca negociar con esos mismos sectores la sanción de la ley.

Hasta aquí la maniobra le funcionó al oficialismo, pero hay indicios de que se le podría complicar en el tramo final del tratamiento de la ley ómnibus en Diputados. El maltrato público ya cansó a varios diputados de la oposición moderada. También la falta de política y de trabajo intenso por parte del oficialismo.

«Vinieron ellos a preguntarnos qué punteo teníamos de los votos a favor del proyecto en nuestro bloque. ¡Son cómicos! Es un trabajo de ellos, no nuestro», se quejó un diputado de una bancada dialoguista.

Ese legislador recordó que, cuando su bloque fue oficialista, sabían con “tres días de anticipación” cómo saldría la votación de todo el articulado de un proyecto.

Pero a horas del arranque de la sesión en Diputados, no sólo se desconoce el punteo de los votos sino también la mismísima letra chica del proyecto.

Miguel Angel Pichetto y Nicolás Massot. Foto: Federico López Claro.Miguel Angel Pichetto y Nicolás Massot. Foto: Federico López Claro.

Del puñado de artículos que siguen bajo negociación, hay dos que parecen abroquelar a los diputados de la oposición moderada: la privatización de empresas públicas y la coparticipación del Impuesto PAIS.

El Poder Ejecutivo no da señales de querar negociar con ninguno de esos dos temas. De no hacerlo, en la oposición dicen tener el número para torcerle el brazo al Gobierno e imponer su criterio.

El viernes pasado, la oposición le entregó a los enviados del Ejecutivo un paper -en la propuesta trabajó Nicolás Massot, del bloque Hacemos Coalición Federal- con cómo debería quedar redactado el capítulo de las privatizaciones.

En la propuesta se incorpora un mecanismo de fortalecimiento de la Bicameral de las Privatizaciones, que obliga al Poder Ejecutivo a incorporar a esa comisión en el proceso de venta. No podrá bloquear los procesos -no se va a requerir una segunda aprobación de la privatizacion por el pleno- pero sí funcionará como “detector de tongos”, según la descripción de una diputada.

La propuesta habla de privatizar 24 empresas públicas -en el listado original eran 41 y por ahora son 27-, que se encuentran divididas en cuatro listas diferentes: las de transporte, las de medios públicos, las que tienen participaciones provinciales, y el resto.

Rodrigo de Loredo, jefe del bloque de la UCR. Foto: Federico López Claro.Rodrigo de Loredo, jefe del bloque de la UCR. Foto: Federico López Claro.

El oficialismo no respondió a la propuesta. Pero en la oposición advierten que hay consenso entre Hacemos Coalición Federal -es el bloque que preside Miguel Pichetto– y la UCR en que únicamente votarán esa propuesta.

“Si La Libertad Avanza no lo vota se caerá el capítulo entero de privatizaciones”, anuncian en una de las bancadas, hasta aquí, dialoguistas.

Negociación por los dos tercios

La otra discusión que sigue abierta es la de coparticipar un porcentaje del Impuesto PAIS. El Gobierno se niega de forma rotunda.

En caso de no haber acuerdo, la oposición amenaza con avanzar de cualquier manera con la reforma del gravamen. Este lunes el ministro de Interior, Guillermo Francos, avisó que en caso de que eso ocurra, Milei vetaría el artículo.

La propuesta habla de privatizar 24 empresas públicas; son aún menos de las que ya había aceptado el Gobierno

Pese a la advertencia del funcionario, los bloques dialoguistas trabajan en su propia estrategia. Hacen cuentas y sostienen que, en caso de veto, estarían en condiciones de insistir con los dos tercios de los plenos en ambas cámaras legislativas, con lo que el artículo quedaría confirmado.

Según sus cálculos, todos los bloques menos el PRO y LLA votarían a favor de coparticipar el impuesto. En el peronismo confirmaron a Clarín que hubo conversaciones. Confiaron que dos gobernadores electos por JxC tuvieron contacto con un referente clave de Unión por la Patria para hablar de los dos tercios.

A los gobernadores, no importa el color político, les preocupa que la Casa Rosada, por su política de ajuste, puso el freno en las transferencias discrecionales a las provincias y las perdidas de ingresos que sufrieron con los cambios en el Impuesto a las Ganancias, el año pasado.

Máximo Kirchner en la sesión de Diputados. Foto: Maxi Failla.Máximo Kirchner en la sesión de Diputados. Foto: Maxi Failla.

“Si el Gobierno no quiere que esto salga va a tener que hacer política, trabajar y ofrecer alguna alternativa”, alertó a Clarín ayer un referente opositor.

En las próximas horas se define todo.



Fuente Oficial