8.9 C
Mendoza
30 de mayo de 2024
FM Del Condado
Image default
Política

El Gobierno de Milei desligó el envío de fondos a la UBA de la Ley Bases y negó que haya discriminación en la asistencia a las universidades



El Gobierno de Javier Milei salió este jueves a negar que el envío de fondos a la UBA tenga vínculos con la negociación con los sectores dialoguistas de la oposición para que se apruebe la Ley Bases y afirmó que no hay discriminación entre las distintas universidades nacionales.

«No hay ningún tipo de target o de discriminación entre algunas universidades u otras. Con todas se está terminando de diseñar el ajuste presupuestario porque cada una tiene cuestiones que atender. No se puede generalizar, cada universidad es distinta. Simplemente por eso y no, no está en nuestra esencia negociar este tipo de cosas por votos para la Ley Bases. Eso no ocurre», dijo el vocero Manuel Adorni en la conferencia de prensa de este jueves en la Casa Rosada.

Ante la pregunta de por qué solo se le elevaron los fondos a la UBA, el portavoz puso en duda que los presupuestos que recibieron del resto de las universidades de la gestión anterior hayan sido correctos y aseguró que el Gobierno habla con cada rector para ajustar los montos a las necesidades que cada uno plantea.

«Acá se conversa con todos. No hay diálogo cortado con ninguna universidad. Poco a poco se seguirán conociendo y sorteando los obstáculos y las trabas de las universidades. De hecho, cuando se inicia la discusión presupuestaria, siempre planteamos que los diálogos estaban abiertos, siempre estuvo abierto, pero a veces hay un empecinamiento en decir que nosotros cortamos los diálogos, con la CGT, con las universidades y no es así», remarcó.

Adorni confirmó también que dentro del aumento del presupuesto a la UBA «está contemplado» el aumento del salario de los docentes que está congelado desde hace algunos meses.

Este miércoles se conocieron dos resoluciones del Gobierno nacional con actualizaciones para la UBA de 270% ($26.016.488.265) para sus gastos de funcionamiento y 300% ($35.436.785.336) para el área de salud, que son sus seis hospitales universitarios.

El Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que también lo integra la UBA, emitió un duro comunicado donde calificaron a la medida de «provocadora», mientras evalúan concurrir a la Justicia y convocar a una nueva movilización en defensa de la educación.

Incluso desde la Universidad de Buenos Aires hubo voces críticas. «El Gobierno reconoció el aumento que la UBA y el resto venía reclamando. Pero el conflicto no terminó. En realidad no se resolvió todo el problema. Queda resolver el del 90% del presupuesto, el de los salarios. Una universidad no puede funcionar solo prendiendo y apagado la luz, necesita que las aulas estén llenas de docentes, vivir de su trabajo y en eso estamos», afirmó en diálogo con radio Mitre el vicerrector Emiliano Yacobitti.

La Ley Bases y los tiempos para llegar como el Gobierno quiere al Pacto de Mayo

En la conferencia, Adorni también se refirió al Pacto de Mayo cuando le consultaron sobre quiénes estarán, teniendo en cuenta que los tiempos para la aprobación de la Ley Bases no corren a favor del Gobierno. «Yo ya me reservé el 25 de mayo, voy a estar en Córdoba», ironizó.

«La verdad que lo ocurra de acá al 25 es difícil saberlo, es difícil saber lo que va a pasar con la Ley Bases, los tiempos no los conocemos y futurología no hago. Los tiempos, en término de aprobación de la ley son complejos. La propia normativa legislativa, especialmente en el Senado hace que los tiempos sean muy justos y como siguen las conversaciones, es difícil dar una respuesta», se explayó el vocero, sin confirmar la versión que circuló sobre una posible convocatoria sin la política presente.

La posibilidad de postergar los aumentos de luz y gas por el invierno

Al ser consultado sobre la chance de que el Gobierno decida retrasar los aumentos de las tarifas de energía y gas debido a que se viene el invierno y con ello un mayor consumo en todos los hogares, Adorni dijo que «no está definido todavía», pero dio a entender que se trata de una posibilidad cierta.

«Cuando en este recorte de gastos para equilibrar las cuentas, y que tuvo resultados más veloces de los que esperábamos, como logramos el superávit financiero también, que es lo que efectivamente vale en la discusión en términos de equilibrio fiscal, podés tener algunas liberalidades y determinado peso que debe recaer en determinados sectores, así poder dosificarlo y no poner una espada en el cuello. Puede ocurrir que se pueda ir ajustando algunas cuestiones al tener superávit financiero», dijo.



Fuente Oficial