6.7 C
Mendoza
24 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
Policiales

Después de 11 días, encontraron a Yesica Cuevas, la embarazada que desapareció en Berazategui


Después de once días de búsqueda, encontraron este viernes a Yesica Cuevas (31), la mujer embarazada que había desaparecido en Berazategui dejando un tendal de interrogantes. Al momento del hallazgo, estaba en la casa de una expareja.

La mujer apareció en una vivienda ubicada en la calle 110a, entre 11 y 12, de Berazategui. Trabaja en el lugar personal de la policía local y de la SubDDI.

Fuentes judiciales aseguraron a Clarín que encontraron a la mujer en «muy buen estado de salud» y ya pueden confirmar que «no está embarazada». «Ella fue a la casa de un conocido, que se comunicó con la fiscalía para dar cuenta que estaba ahí hace aproximadamente 24 horas», señalaron.

No se sabía nada de Cuevas desde el lunes 29 de enero, a pocas horas de internarse para tener trillizas en el Hospital Evita de Berazategui. Dijo que iba a la farmacia a comprar un medicamento para su hija menor, Zoe. Salió de la vivienda y no regresó.

Según sus familiares, Yesica estaba transitando por un embarazo de 39 semanas. Su actual pareja, Eduardo Javier Balmaceda, dijo que ella se atendía periódicamente en el Hospital Evita de Berazategui. Pero fuentes judiciales aseguraron a Clarín que la mujer «no estaría embarazada» y la cita para el parto «nunca existió».

Yesica Cuevas, la mujer que estuvo desaparecida 11 días.Yesica Cuevas, la mujer que estuvo desaparecida 11 días.

En las últimas horas había aparecido una pista clave, que puso bajo la lupa a un ex jefe de la mujer, con el que habría mantenido una relación paralela.

Los investigadores analizaron la historia clínica de la mujer en el hospital Evita: sólo había un ingreso, por una quemadura. Además, un obstetra que la trató dos veces a fin de año reveló que ella le hizo un llamativo pedido: «Usted escriba que yo estoy embarazada, que eso me va a ayudar a mí con mi pareja”.

Más tarde, en octubre, Yesica radicó en la Comisaría de la Mujer de esa localidad del sur del GBA una denuncia contra Balmaceda por violencia de género. Habló de violencia por parte de su pareja y que estaba embarazada, aunque entonces también hubo una discrepancia con la «versión oficial»: dijo que esperaba mellizos, no trillizos.

Para encontrar a Cuevas, se analizaron los movimientos de la tarjeta SUBE y las búsquedas de su teléfono celular. De esos análisis surgió que la tarjeta se utilizó en días posteriores a su desaparición, aunque no resultaba fácil saber quién la estaba usando en realidad. Y antes de entregar el teléfono a los investigadores, la madre de Yesica descubrió que su hija había buscado ecografías de embarazadas.

Ese último dato se sumó a otras pistas sobre el estado de la mujer: nunca les mostró una ecografía propia a sus familiares, a los que incluso hacía esperar afuera del hospital cada vez que decía acudir al médico en el Evita.



Fuente Oficial