14.7 C
Mendoza
18 de mayo de 2024
FM Del Condado
Image default
Policiales

Condenaron a Roberto Giordano a 3 años de prisión por quiebra fraudulenta


Roberto Giordano, el famoso y mediático estilista, fue condenado a tres años de prisión por insolvencia fiscal fraudulenta y quiebra fraudulenta.

Todo empezó cuando la Justicia Comercial ordenó su quiebra, en diciembre de 2010, después de que sus acreedores rechazaran la propuesta formulada en el marco del concurso preventivo. Tras idas y vueltas en la causa, en 2020 había sido embargado por 30 millones de pesos.

Giordano -ícono de la moda en la década del ’90, entre otras cosas, por sus desfiles durante el verano en Mar del Plata y Punta del Este- creó empresas pantalla a las que le transfirió sus propiedades. Le encontraron bajo ese esquema de supuesta evasión casi una veintena de inmuebles, con cotizaciones de 2 a 3 millones de dólares cada uno, según indicó Infobae.

La sentencia fue dictada por el juez Jorge Alejandro Zabala, de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico. Giordano ya había sido condenado previamente a dos años de prisión por un caso similar, el cual está pendiente de confirmación por parte de la Corte Suprema de Justicia.

En el expediente se recopilaron documentos y testimonios que comprometen al estilista, que, cuando se vio acorralado por las inspecciones legales a su peluquería, que tenía bajo la sociedad ASPIL SA, recurrió a testaferros para establecer empresas paralelas en las que no figuraba como responsable en los documentos, pero que en la práctica seguía dirigiendo.

Roberto Giordano ingresando en junio de 2015 a los Tribunales Federales de Retiro. Foto Pedro Lázaro FernándezRoberto Giordano ingresando en junio de 2015 a los Tribunales Federales de Retiro. Foto Pedro Lázaro Fernández

Según trascendió de la causa, Giordano transfirió 17 activos de su empresa a sociedades ficticias controladas por sus testaferros. Luego, privaba a estas personas de sus activos.

El juez desestimó la declaración del peluquero, que negó cualquier implicación en esas actividades ilícitas.

“Debido a la inmensa cantidad de juicios laborales que tuve que afrontar y pagar, sumado a los bajos ingresos de la peluquería, decidí dejar de explotar los diversos salones y ofrecer mis servicios como asesor en marketing, profesor de peinado y cortes de cabellos a diferentes empresas. Mi beneficio económico era por ese asesoramiento. A su vez le vendí a esas sociedades mi nombre (marca) para que promocionen sus comercios. Por eso no es extraño que en los tickets aparezca mi nombre”, declaró Giordano frente al magistrado.

Roberto Giordano, de personaje top de los ’90 a refugiado en Uruguay

Roberto Giordano fue un personaje ícono de la farándula de la década de los ’90 y organizador de multitudinarios desfiles en la costa argentina y en Punta del Este.

Además, fue el estilista más famoso del país, ya que atendía a Mirtha Legrand, Valeria Mazza, Andrea Frigerio, Pampita y Nicole Neumann, entre otras reconocidas mujeres de la época.

Además, era común cruzárselo en mundiales de fútbol y competencias importantes en las que participaba la Selección Argentina junto a relevantes personalidades. Construyó como latiguillo distintivo el «moviendo las cabezas» en sus desfiles glamorosos, que conducía con su particular estilo junto a Teté Coustarot.

Roberto Giordano durante una competencia de la Selección Argentina. Foto: archivo.Roberto Giordano durante una competencia de la Selección Argentina. Foto: archivo.

Pero, cuando empezó a tener problemas con la Justicia, en diciembre de 2010, abandonó el país y se refugió definitivamente en Uruguay. En esa fecha, la Justicia Comercial ordenó su quiebra, después sus acreedores rechazaron la propuesta formulada en el marco del concurso preventivo.

Luego hubo una primera causa judicial por evasión previsional de más de seis millones de pesos en 2014, pero fue sobreseído cuatro años más tarde. Mientras tanto, aumentaban sus deudas laborales, previsionales, comerciales y tributarias.

Y después, por una nueva investigación judicial terminó procesado por insolvencia fraudulenta y sufriendo un embargo por 30 millones de pesos. En la causa, se comprobó que el estilista creó sociedades ficticias y ocultó 17 bienes y propiedades a través de distintas firmas.



Fuente Oficial