16.9 C
Mendoza
14 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
Espectáculos

Chucho Valdés rearmó Irakere para festejar los 50 años del revolucionario grupo de jazz afrocubano


Con sus 82 años y una energía envidiable, el pianista cubano Chucho Valdés festejará este viernes los 50 años de la creación de Irakere, el grupo más importante de jazz afrocubano.

Será con un concierto en Miami que tendrá como un atractivo adicional a dos de sus miembros originales, el trompetista Arturo Sandoval y el saxofonista Paquito D’Rivera.

Después de su pasó por Buenos Aires, a fines del año pasado, con un concierto de piano solo en el Palacio Paz y una presentación en dúo con la cantante mallorquina Concha Buika, en Aura Tango, ambos producidos por el bailarín de tango, Dante Sánchez, Valdés prepara los conciertos por el aniversario de Irakere.

Chucho Valdés en el concierto íntimo en el Palacio Paz, de Buenos Aires, diciembre 2023. Foto de prensaChucho Valdés en el concierto íntimo en el Palacio Paz, de Buenos Aires, diciembre 2023. Foto de prensa

También adelantó que estaría regresando a la Argentina para un concierto en el Teatro Colón. “No tengo fecha definida aún, pero voy a estar volviendo a Buenos Aires para ese concierto”, adelantó el pianista durante la charla telefónica con Clarín, desde Miami.

Un aporte revolucionario

Según Chucho, “Irakere hizo un aporte que revolucionó la música afrocubana, un grupo de enorme calidad. Muchos músicos de las nuevas generaciones se me acercan y me dicen que Irakere fue un antes y un después».

Y agrega: «Es una mirada adecuada porque por este grupo pasaron cuatro generaciones de músicos que después hicieron grandes carreras solistas y hoy hablan de esa experiencia como haber ido a la escuela Irakere”.

Chucho Valdés anticipó que este año volverá a tocar en Buenos Aires, más precisamente en el Teartro Colón. Foto de prensa.Chucho Valdés anticipó que este año volverá a tocar en Buenos Aires, más precisamente en el Teartro Colón. Foto de prensa.

Valdés con Irakere logró plasmar como pocos la fuerza musical de Cuba con el jazz y se mostró feliz porque el grupo brillará con Sandoval y Paquito D’Rivera, artistas que le aportaron un toque potente y creativo a la música de la banda.

“La idea inicial fue celebrar los 50 años con los músicos fundadores del grupo que están vivos, pero no es fácil por problemas de visado, pero sí nos estarán presentes los que viven aquí, en los Estados Unidos, que son Arturo y Paquito”, añadió el pianista.

Este feliz reencuentro será el viernes 9 de febrero en el Adrianne Arsht Center, de Miami mientras que, para las cuatro actuaciones de Irakere en San Francisco, Valdés irá con su cuarteto junto con una sección de vientos importantes. “Paquito y Arturo tienen compromisos y sólo tocarán en el concierto de Miami”, añadió.

Valdés adelantó que el repertorio será una selección de los temas más importantes del grupo. “Haremos lo mejor de la música bailable y lo mejor de la música de concierto”.

-¿Cómo fue la fundación de aquel grupo?

-La mayoría de los músicos que formarían Irakere estaban en la Orquesta Cubana de Música Moderna, una especie de All Star que se armó en La Habana, en 1967. Mucho antes de esta orquesta, ya tenía un grupo que se llamaba Chucho Valdés y Su Combo, donde estaban Paquito y el guitarrista Carlos Emilio Morales (uno de los fundadores de Irakere).

Pasado el tiempo en la orquesta, el trabajo comenzó a hacerse monótono, no había una forma de desarrollo del tipo orquesta con solistas sino orquesta de acompañantes y no tiene nada de malo ser acompañante, pero teníamos otros sueños, queríamos desarrollar nuestras ideas, desarrollar nuestra propia música. En 1973, hicimos ese cambio, fuimos un grupo reducido, pero con la música que teníamos en mente.

Chucho Valdés junto al bailarín de tango y productor musical Dante Sánchez, que lo trajo en diciembre del año pasado a la Argentina. Foto de prensa.Chucho Valdés junto al bailarín de tango y productor musical Dante Sánchez, que lo trajo en diciembre del año pasado a la Argentina. Foto de prensa.

-El pianista Herbie Hancock declaró que la música ya no importa: la gente ya no se preocupa por la música misma, sino por quién hace la música. Dijo que el público está más interesado en las celebridades que en la música, ¿coincide?

-Yo estoy por la música ciento por ciento, la música de calidad, la música elaborada que también llega a un público, tiene su público. Lo que pasa es que la música comercial, en todas las épocas, ha tenido más audiencias, siempre, en todos los tiempos. Sí recuerdo que años atrás había más interés por la calidad de la música, ahora es más comercial que nunca.

Su show con Patricia Sosa

-Acerca de su recordada presentación en Buenos Aires con Patricia Sosa, ¿existe la posibilidad de repetir este proyecto?

-Fue en septiembre de 2018, en el Gran Rex. Ese concierto fue muy hermoso, me gusta mucho Patricia; cuando la escuché no la conocía y me encantó su voz. Cuando a un amigo le conté que me gustaba esta cantante, me dijo: “¡Pero sí es amiga mía!” Me dio su teléfono, la llamé y armamos este proyecto, que también lo hicimos en La Habana. No creo que se pueda repetir porque estamos en carreras diferentes, pero no pierdo las esperanzas

Patricia Sosa y Chucho Valdés presentaron en 2018 su álbum juntos en el Gran Rex. Foto de prensa.Patricia Sosa y Chucho Valdés presentaron en 2018 su álbum juntos en el Gran Rex. Foto de prensa.

-Sus hijos son músicos y su padre Bebo fue un gran músico. ¿Cuál cree que es el legado de los Valdés a la música cubana?

-Realmente hay que hablar primero de Bebo, el primer músico de la familia. Fue un pianista muy original y muy creativo, con muchas posibilidades, porque no sólo hacia la música cubana, también dominaba muy bien el jazz y tocaba bien los clásicos. Hizo un aporte muy grande a la música cubana, aportes muy importantes desde el género canción, el “feeling”, hasta la música bailable y fue un gran acompañante, por ejemplo, de Rolando Laserie y tantos otros.

Todos los grandes cantantes lo tuvieron de pianista en sus discos para el sello Gema. Además de la orquesta Sabor de Cuba, tenía un cuarteto y llegamos a compartir el trabajo. Cuando dirigía la orquesta, yo me iba al cuarteto y cuando él tocaba con el cuarteto, yo dirigía la orquesta. Bebo fue un punto de partida en su tiempo para la evolución de lo que vino pasando después, y llegado el momento me dio el bastón y me dijo «Seguí».

Respecto de mis hijos (tiene seis), todos son músicos. Están Chuchito, Leyanis y el más joven, Julián, que tiene 17 años y es un gran percusionista, aunque no sea muy bonito que lo diga el padre.

Una carrera destacada

Chucho Valdés (Dionisio Jesús Valdés Rodríguez) nació el 9 de octubre de 1941, en Quivicán. Hijo de Bebo y de Pilar Rodríguez, pianista y cantante, Chucho a los tres años tocaba melodías que escuchaba en la radio y a los cinco comenzó el estudio serio del instrumento.

Chucho Valdés en vivo en el Gran Rex, en 2018, cuando presentó su álbum con Patricia Sosa. Foto de prensa.Chucho Valdés en vivo en el Gran Rex, en 2018, cuando presentó su álbum con Patricia Sosa. Foto de prensa.

Por un lado, tuvo una formación pianística muy fuerte con la música clásica que se equilibró con la música popular cubana y el jazz, que venía directamente del lado de su padre. A los 17 años reemplazaba a su padre tanto en la orquesta como en el cuarteto. Valdés, además, de ser un virtuoso pianista, se destaca como un creativo compositor y arreglador.

Tomó de maestros como Armando Romeu y Rafael Somavilla, directores de la Orquesta Cubana de Música Moderna, ideas para sus siguientes pasos que resultaron en una inspirada relación entre la música de raíz africana, asentada en Cuba, con el jazz.

Quizás su mejor carta de presentación sea el creativo Irakere que a diferencia de la mayoría de las bandas cubanas, ofreció una razonable cantidad de música no latina, como esa recordada versión de The Duke, de Dave Brubeck, arreglada desde la perspectiva cubana.

Valdés grabó más de 25 discos, algunos ellos excelentes como Misa Negra (1979), Live At Village Vanguard (2000), New Conceptions (2004), Chucho Steps (2011), Irakere 40 (2015), Mirror, Mirror (con Eliane Elias y Chick Corea) (2021) y su último trabajo discográfico I Missed To You (2023) con Paquito D’Rivera.

Ganó cinco premios Grammy, cuatro Grammy Latino y en 2018 recibió el Grammy Latino a la Excelencia Musical.

Valdés estuvo presentando recientemente en Miami su última obra La Creación, en la que aborda la influencia de la religión Yoruba, de origen nigeriano en el mundo religioso afroamericano. Podríamos decir que es el paso siguiente de su anterior trabajo Misa Negra, que retrata los ritos religiosos Yoruba que los esclavos llevaron de África a Cuba, en el siglo XVII.

El pianista cubano Dioniso de Jesús "Chucho" Valdés, que fue investido en 2011, junto a su padre Bebo Valdés como Doctor Honoris Causa por el Berklee College of Music de Boston. Foto: EFEEl pianista cubano Dioniso de Jesús «Chucho» Valdés, que fue investido en 2011, junto a su padre Bebo Valdés como Doctor Honoris Causa por el Berklee College of Music de Boston. Foto: EFE

“Es uno de los trabajos más importantes de mi carrera –dice el pianista-. Es la historia de la influencia de la religión africana de Nigeria, de los yorubas, y cómo entró en Cuba y en América y cómo se relaciona con el mundo religioso y musical de Nueva Orleans».

Prosigue: «La obra es la representación de cada uno de los toques de los santos yorubas, de sus canciones y de sus ritmos, que son todos diferentes y que establece la conexión de Cuba con Nueva Orleans. Es una obra para Big Band, cantantes y coros”.

-Después de décadas se reunió con Paquito D’Rivera, ¿cómo fue ese reencuentro?

-Fue como retomar el tiempo pasado y actualizarlo porque estuvimos mucho tiempo cada uno por su camino; yo con mi Irakere y mi cuarteto, y Paquito con sus trabajos.

El punto fue que Paquito escribió un arreglo para clarinete de un tema mío, Chorrino, lo escuché y me emocioné. Lo llamé y le dije: “Paquito qué cosa más linda hiciste; hace tiempo que no hacemos nada juntos. Yo todavía te extraño” y Paquito me dijo: “Yo también te extraño; hagamos algo juntos” y salió este trabajo I Missed To You.

-¿Cómo ve la situación en su país?

-Está muy difícil; hay mucha escasez de todo y está todo muy triste. Duele. Tendremos que seguir esperando porque es un problema de tiempo y lo último que se pierde es la esperanza, pero duele mucho.



Fuente Oficial