5.7 C
Mendoza
25 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
El Mundo

¿Se puede adelgazar tomando probióticos?


Mucho se habla de los probióticos y lo bien que hacen a la salud por ayudar a mantener la flora intestinal equilibrada y fortalecer el sistema inmunológico. ¿Pero pueden ayudar a adelgazar?

Lo primero que hay que decir al respecto es que lo mejor es consultar con un especialista nutricional antes de consumir cualquier tipo de dieta.

Además, una obviedad, si se quiere adelgazar y llevar una vida saludable, es fundamental el hacer ejercicio y actividad física diaria, más allá de la ingesta.

Con la dieta no alcanza: hay que hacer ejercicio para mantener una vida sana. Foto Shutterstock / Archivo.Con la dieta no alcanza: hay que hacer ejercicio para mantener una vida sana. Foto Shutterstock / Archivo.

Los probióticos, que se encuentran en diversos alimentos o suplementos diatarios, dan un arsenal para fortalecer el sistema inmune y mejorar la salud general.

¿Se puede adelgazar tomando probióticos?

Algunas investigaciones indican que las personas con obesidad poseen bacterias intestinales diferentes respecto a las personas delgadas.

Hay trabajos que aseguran que hay una conexión entre los microorganismos intestinales y la obesidad y que los probióticos tendrían un impacto en el peso.

Muchos científicos creen que las bacterias intestinales son importantes para determinar el peso corporal, sin embargo, se aconseja precaución al apresurarse por llegar a esta conclusión, ya que todavía hay muchas incógnitas alrededor.

Los alimentos con probióticos. Foto: archivo.Los alimentos con probióticos. Foto: archivo.

En este sentido, la Clínica Mayo de Estados Unidos indica que «aunque es poco probable que tomar un probiótico cause daños, puede que no ayude a combatir la obesidad».

«Es importante entender que el aumento de peso es esencialmente una función del desequilibrio energético. Se aumenta de peso cuando se ingieren más calorías de las que el cuerpo quema», sigue.

E indica: «Está demostrado que las bacterias intestinales influyen en la eficacia con la que el organismo extrae la energía de los alimentos que llegan al intestino delgado». Explican que el intestino contiene trillones de bacterias y muchas desempeñan funciones útiles en el organismo, como metabolizar los nutrientes de los alimentos.

Los probióticos se encuentran en alimentos, medicamentos y complementos dietarios. Se recomienda optar por ingerir productos lácteos fermentados como yogur o bebidas lácteas, leche y quesos. También en algunos alimentos fermentados como el chucrut, la kombucha, kimchi u otros. Los alimentos ricos en probióticos no tienen contraindicaciones y sólo hay evidencia de sus beneficios.

No todos los probióticos son iguales. Cada uno se caracteriza por pertenecer a un género y una especie y, finalmente, a una cepa específica.

El yogur, rico en probióticos. Foto: archivo.El yogur, rico en probióticos. Foto: archivo.

El consumo de alimentos como el yogur y el chucrut, o tomar suplementos de probióticos, demostró ser beneficioso y que mejorarían la salud intestinal.

«Hasta la fecha, los únicos estudios que mostraron resultados convincentes de que la modificación de la composición de las bacterias intestinales afecta al peso se realizaron en ratones sin gérmenes. En cambio, en seres humanos, los datos son confusos en lo que respecta al rol de los probióticos en la pérdida de peso», indica la Clínica Mayo.

Con todo esto, lo que es claro es que el factor más importante que determina la composición del microbioma intestinal es la alimentación.

También es algo cierto que se pueden tomar medidas para mantener el ecosistema intestinal más saludable, y que también ayudan a perder peso: comer muchas frutas y verduras para que las bacterias buenas prosperen.

Otros beneficios de consumir probióticos

  • Mantienen el equilibrio de la flora intestinal.
  • Fortalecen el sistema inmune.
  • Ayudan a prevenir infecciones intestinales.
  • Combaten la diarrea.
  • Mejoran la absorción de vitaminas y minerales.
  • Desplazan a microorganismos nocivos y previenen su proliferación.
  • Alivian la constipación y el síndrome del intestino irritable.
  • Colaboran en la formación de nutrientes.



Fuente Oficial