6.7 C
Mendoza
24 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
El Mundo

qué significan según la filosofía de Nietzsche


Al buscar la manera de simplificar y dividir la vida del hombre en tres etapas diferentes y muy marcadas por sus características, el filósofo alemán Friedrich Nietzsche utilizó los términos «camello», «león» y «niño» para hacerlo.

Si bien en primera instancia no parecen tener relación alguna, lo cierto es que se tratan de tres niveles distintos que van desde la incapacidad de definirse a uno mismo y actuar por motus propio hasta la máxima libertad de pensamiento y acción.

El camello, el león y el niño funcionan para representar el estado evolutivo y el nivel de consciencia que va atravesando una persona a lo largo de su vida.

Algunas de las frases más emblemáticas de NietzscheAlgunas de las frases más emblemáticas de Nietzsche

Al estar en el primer estado evolutivo, Nietzsche lo califica como «camello», ya que uno todavía no posee una capacidad de pensar propia y se asemeja a la del grupo social y cultural que lo rodea.

Es decir, la persona todavía no tiene una identidad propia y no cuestiona ni las personas ni el contexto que la rodea. Al contrario, uno las sigue incondicionalmente sin hacerse demasiadas preguntas al respecto.

El siguiente paso es el de empezar a descubrirse a uno mismo ante la necesidad y la duda de saber quiénes somos, de dónde venimos y cuál es nuestro propósito en el mundo. Este camino llevará a las personas a descubrir cuál es su esencia.

Nietzsche: qué significan "camello", "león", y "niño", según el filósofoNietzsche: qué significan «camello», «león», y «niño», según el filósofo

El término elegido se puede asociar a la idea de dejar de llevar una carga innecesaria encima, para pasar a ser alguien más independiente y con más ímpetu.

La última etapa es la del niño, en la que uno encuentra su máxima autonomía tras dejar de lado las cargas que lo acompañaron durante su vida.

Al ser un ser libre, las personas ya no siguen las pautas marcadas que le dicta su grupo social. Según el filósofo, significa redescubrir la seriedad que uno tenía cuando era un niño jugando.

Algunas de las frases más emblemáticas de Nietzsche

  • Cuanto más nos elevamos, más pequeños parecemos a quienes no saben volar.
  • Soportamos más fácilmente la mala conciencia que la mala reputación.
  • Yo no creería más que en un dios que supiese bailar.
  • No puedo creer en un Dios que quiera ser alabado todo el tiempo.
  • Al cristianismo no se le debe adornar ni engalanar: él ha hecho una guerra a muerte a ese tipo superior de hombre, él ha extraído de esos instintos, por destilación, el mal, el hombre malvado – el hombre fuerte considerado como hombre típicamente reprobable, como hombre réprobo.
  • Donde uno no puede amar más debe pasar de largo.
  • El mundo real es mucho más pequeño que el mundo de la imaginación.
  • De la escuela de la guerra de la vida. Lo que no me mata, me hace más fuerte.
  • Los monos son demasiado buenos para que el hombre pueda descender de ellos.
  • Aquel que tiene algo por qué vivir es capaz de enfrentar todos los cómos.
  • Solo el que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado.
  • Se debe morir orgullosamente cuando ya no se puede vivir con orgullo.
  • Me angustia la idea de tener mi inteligencia solo para mi, porque vale más dar que tener.
  • Yo no soy un hombre, soy un campo de batalla.



Fuente Oficial