2.1 C
Mendoza
25 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
Política

qué proponía el Gobierno y qué quedó finalmente para tratar en Diputados


«Todo o nada. No se negocia», dijo tajante Javier Milei cuando presentó la denominada Ley Ómnibus, en diciembre pasado, un megaproyecto de 351 páginas y más de 664 artículos para ser tratado durante el período de sesiones extraordinarias, con un objetivo primario de avanzar en un proceso de modernización del Estado y desregulación de la economía. Pero aquella propuesta ambiciosa del gobierno libertario se redujó casi a la mitad y uno de los ejes de la norma, el capítulo fiscal, quedó afuera.

El desguace de la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos no tuvo nada de quirúrgico y su final casi estaba anunciado por varios sectores de la oposición cuando a principios de mes arrancó el tratamiento en comisión del proyecto y el Presidente repartió críticas contra los diputados con los que debía negociar. El texto final quedó reducido a 386 artículos, por lo que hubo una merma de 278 artículos.

En rigor, el recorte se hizo sobre el dictamen de mayoría de un total de 525 artículos que La Libertad Avanza firmó con las disidencias del PRO, la UCR, Hacemos Coalición Federal y los bloques provinciales, que se tomará como base en el recinto y sobre el cual se realizarán las modificaciones anunciadas luego de que el ministro de Economía, Luis Caputo, oficializara la eliminación del capítulo fiscal.

Más allá de estos idas y vueltas, los libertarios buscan celebrar su primer éxito legislativo, aunque sea a medias, pero que se presentará como «una ley inmejorable», como dijeron desde el despacho de Martín Menem, presidente de la Cámara, y se pondrá énfasis en los más de 300 artículos de la ley. Algo inédito para un gobierno en minoría y en un plazo tan breve, completan el análisis.

Presidente Javier Milei.Foto: Télam.Presidente Javier Milei.Foto: Télam.

Pese a la intransigencia que quiso imponer Milei, los bloques dialoguistas pudieron fijar cambios antes de emitir despacho cuando limitó las facultades delegadas al bajarlas de los cuatro años, como pretendía el Ejecutivo, a dos años y con la autorización del Congreso. Este punto aún está en discusión y en gran medida dependerá de los cambios que se harán este miércoles en el recinto. En principio tendrá el rechazo seguro de Unión por la Patria y el Frente de Izquierda.

En este capítulo, en el texto final que se llevará al recinto se eliminó del artículo 3° el párrafo que establecía que “las normas que se dicten en el ejercicio de esta delegación serán permanentes, excepto cuando la naturaleza de la medida determine su carácter transitorio y así se lo disponga en forma expresa”. Mientras que en lo que tiene que ver con el capítulo de reorganización administrativa, se excluyó de las facultades de disolución a las empresas públicas, universidades, y entidades como el INTA y el CONICET.

Como parte de la estrategia para conseguir el apoyo legislativo, el Gobierno también accedió a eliminar las facultades para modificar asignaciones específicas al tiempo que también se borró la facultad delegada amplia que figuraba en el artículo 13°, vinculada a la competencia, pero también se modifican y limitan las facultades sobre prórroga de jurisdicción y rescisión de contratos.

El oficialismo tuvo que acceder a la eliminación del artículo sobre la transferencia de activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), al Tesoro Nacional, que figuraba en el artículo 194 del proyecto y sólo se accedió a la consolidación de deuda. Y se quitó el artículo de derogación de la incompatibilidad tras ser funcionario de la CNV.

Sin retenciones no nueva fórmula jubilatoria

Con el anuncio de Luis Caputo retirando el capítulo fiscal se cerró, al menos por ahora, la discusión por las retenciones y la fórmula para calcular los haberes de los jubilados. Al mismo tiempo postergó el blanqueo de capitales -algo que las provincias reclamaban que los impuestos sean coparticipable- la moratoria, el adelanto de Bienes Personales y la ley de Ganancias.

En rigor de las 11 emergencias que fueron presentadas en el proyecto original quedaron 7 que estarán vigentes hasta el 31 de diciembre de este año con opción de una prórroga de un año: económica, financiera, fiscal, de seguridad, tarifaria, energética y administrativa. Pero esto puede variar en el recinto porque el capítulo seguridad era cuestionado por distintos sectores de la oposición.

Vale aclarar que previo al anuncio de Caputo y tras el dictamen del plenario de comisiones, el Gobierno ya había aceptado cambios. Accedió a sacar a YPF de la lista de 41 empresas en calidad de ser privatizadas. Pero, en este punto, la discusión no está cerrada y desde la oposición no descartan la posibilidad de que ese capítulo se caiga. Los radicales reclaman que se trate ley por ley cada privatización, mientras que Hacemos Coalición Federal pide que pasen por la bicameral y luego por el recinto.

Martín Menem, presidente de Diputados. Foto: Martín Bonetto.Martín Menem, presidente de Diputados. Foto: Martín Bonetto.

El gobierno también sufrirá la baja del capítulo vinculado con la reforma política que incluía desde la eliminación de las PASO hasta la instauración del sistema de circunscripciones uninominales. Sólo había quedado un título vinculado con el financiamiento de los partidos políticos y que será dado de baja cuando se presente el nuevo texto en el recinto. Además, entre los cambios, también se eliminó el Decreto de Necesidad y Urgencia de desregulación económica



Fuente Oficial