2.1 C
Mendoza
25 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
El Mundo

para qué sirven y cómo elegir


La gente que decide acudir a un psicólogo no siempre está al tanto de que en la profesión hay diferentes líneas de trabajo que hacen que la consulta por la que acude un paciente pueda ser abordada de manera distinta.

Las dos vertientes que cuentan con más adeptos en este lado del mundo son el psicoanálisis y la terapia cognitiva conductual, también llamada TCC. Aunque tienen puntos en común, cada una tiene su propia forma de tratar los problemas de salud mental.

El psicoanálisis es un enfoque de terapia psicológica que se basa en la teoría de Sigmund Freud, médico neurólogo austríaco nacido en 1865 y fallecido en 1939.

La TCC y el psicoanálisis tienen similitudes y diferencias en el abordaje. Foto Shutterstock.La TCC y el psicoanálisis tienen similitudes y diferencias en el abordaje. Foto Shutterstock.

Está centrado en el estudio de los patrones inconscientes de conducta y su objetivo principal es ayudar a las personas a comprender y controlar sus emociones, pensamientos y acciones a través de la exploración de sus memorias, sueños, fantasías y experiencias.

El tratamiento en el psicoanálisis, según indicó la Asociación Psicoanalítica Internacional fundada por Freud, le permite al paciente una mayor comprensión de sí mismo y de los factores que contribuyen a su estado de ánimo y comportamiento.

Es con la ayuda del profesional que la propia persona psicoanalizada puede alcanzar nuevos conocimientos sobre la parte inconsciente donde anida su conflicto. Dicho tratamiento otorga alivio al dolor psíquico, promueve el desarrollo personal y mejora la autoconciencia a nivel general.

¿Qué es la terapia cognitivo conductual?

La terapia cognitivo conductual es una forma de tratamiento psicológico que tiene muchos adeptos en nuestro país, en Europa y en Estados Unidos y está centrada en el presente.

Su enfoque apunta a la modificación de los patrones de pensamiento y comportamiento. La TCC tiene como una de sus bases al aprendizaje de distintas habilidades para identificar situaciones que pueden estar contribuyendo a los problemas de salud mental.

Y también se preocupa por el cambio de los pensamientos y comportamientos, lo que puede llevar a una mejor comprensión de las emociones.

Los terapeutas utilizan técnicas como, por ejemplo, la exposición, la relajación, la reestructuración cognitiva o el entrenamiento en habilidades sociales para ayudar a los pacientes a desarrollar mejores estrategias para enfrentar sus problemas o gestionar cierta sintomatología.

Similitudes y diferencias

Ambos enfoques, es decir el psicoanálisis y la TCC, se caracterizan por buscar la comprensión y el control de los pensamientos, emociones y comportamientos, así como en la identificación de patrones que contribuyen a los problemas de salud mental.

Sin embargo, hay algunas diferencias importantes entre las dos vertientes.Una de ellas es el enfoque. El psicoanálisis apunta más al pasado, mientras que la TCC hace base en el presente.

Psicoanálisis y TCC utilizan distintos tiempos de tratamiento. Foto: Shutterstock. Psicoanálisis y TCC utilizan distintos tiempos de tratamiento. Foto: Shutterstock.

Otra variante es el tiempo de tratamiento. El psicoanálisis suele poner en práctica una mirada a largo plazo, mientras que la terapia cognitivo conductual apunta más a un tratamiento a corto plazo y centrado en el problema puntual.

Si hubiera que resumir las diferencias a grandes rasgos, se podría decir que el psicoanálisis se enfoca en la comprensión de los patrones inconscientes de pensamiento y comportamiento, mientras que la terapia congnitiva conductual lo hace en el cambio de los pensamientos y comportamientos.



Fuente Oficial