19.7 C
Mendoza
14 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
Espectáculos

Ferrari es un melodrama operístico con un Adam Driver barrigón


Es una de las películas más esperadas. Ferrari, de Michael Mann, con Adam Driver como don Enzo Ferrari en sus épocas de Il Commendatore al frente de la escudería del Cavallino Rosso, es todo lo que uno espera del director de Fuego contra fuego y División Miami.

No es una biopic, ya que por más que arranque con imágenes en blanco y negro con Driver manejando, trabajadas como para parecer de entonces, la acción se centra en un año, 1957. Hacía una década que él y su esposa, Laura (Penélope Cruz) habían creado la escudería, pero los tiempos no son los mismos, Maserati le quiebra los récords y la que está por quebrar es su empresa.

Y tampoco Ferrari, que compitió por el León de Oro en su estreno internacional en la Mostra de Venecia, y no ganó nada, ni logró nominaciones al Oscar (sonido y montaje eran dos posibilidades) es una biopic que se decida sólo por la vida empresarial, digamos, de don Enzo, sino que incluye al hijo no reconocido que tuvo con su amante desde hace más de una década Lina Lardi (Shailene Woodley, de Misántropo, de Damián Szifron), sin que Laura se haya enterado.

Por eso no sorprenderá que la primera vez que veamos juntos a Enzo y Laura sea una mañana en la que él regresa de la casa de su amante y Laura le dispare un balazo que pega bien cerca, en la pared.

Adam Driver, don Enzo Ferrari. La película se rodó completamente en Italia. Fotos Diamond FilmsAdam Driver, don Enzo Ferrari. La película se rodó completamente en Italia. Fotos Diamond Films

Enzo estaba familiarizado con la muerte. Hace poco moría su hijo Dino, y los accidentes fatales de sus pilotos -alguno en particular se muestra de manera tremenda- son como manchas que no puede sacarse de encima.

La única manera con la que Ferrari salvaría su empresa y no necesitaría vendérsela a Fiat o Ford sería consiguiendo un triunfo en la Mille Miglia, la tradicional carrera de resistencia por rutas de Italia.

Penélope Cruz es Laura, algo más que la esposa de Ferrari. Penélope Cruz es Laura, algo más que la esposa de Ferrari.

Hay un par de menciones a Juan Manuel Fangio, que en ese 1957 se coronaría campeón mundial con Maserati.

Con canas y barrigón, Adam Driver volvió a rodar en Italia haciéndose pasar por un personaje de la vida real, como en La Casa Gucci (2021), de Ridley Scott, donde encarnó a Maurizio Gucci.

Pasión, duelo, ambición y dolor

«Cuando conducís tenés que estar concentrado en un solo objetivo, todo lo demás desaparece», dice don Enzo de la boca de Adam Driver. Y quien conduce este «melodrama operístico», como lo autodefinió el director de División Miami, es Michael Mann. Un melodrama que habla de la pasión, la pérdida, el duelo, el amor y la ambición.

Patrick Dempsey es Piero Taruffi, piloto de la escudería.Patrick Dempsey es Piero Taruffi, piloto de la escudería.

Ferrari no es como para pararse de la butaca y aplaudir. Entretiene y pese a los momentos de adrenalina de las carreras y las pruebas contrarreloj, característicos en el cine de Michael Mann, no va más allá de ser un filme correcto.

Drama. Estados Unidos / Reino Unido / Italia / China, 2023. 130’, SAM 13 R. De: Michael Mann. Con: Adam Driver, Shailene Woodley, Penélope Cruz, Patrick Dempsey, Giuseppe Festinese. Salas: Cinépolis Recoleta, Houssay y Pilar, Hoyts Abasto, Cinemark Palermo, Showcase Belgrano, Norcenter, Haedo y Quilmes.



Fuente Oficial