11.7 C
Mendoza
17 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
Policiales

dijo que la Policía Bonaerense le armó una causa


A horas de ser liberado por falta de pruebas, Patricio Valentín García relató la amarga experiencia que vivió durante una semana cuando fue apuntado y detenido como responsable del crimen de Uma, en Villa Centenario, partido de Lomas de Zamora.

No es un testimonio al pasar. Aquella fue la única detención de la Policía Bonaerense en el caso que terminó con la muerte de la hija del custodio de la ministra de Seguridad nacional Patricia Bullrich. La banda que sigue presa fue desarticulada por la Federal, mientras el gobernador Axel Kicillof apenas si mencionó el caso.

«La verdad que fue un invento de la policía y de la comisaría de Parque Barón. A ellos le convenía agarrar a alguien y vieron al primer perejil para darle algo a la prensa», acusó el joven peluquero de 22 años, en una entrevista con Telenoche, por el trece. «Me armaron una causa», subrayó.

«Tengo una barbería en mi casa, pero ahora con esto quién va a querer venirse a cortar el pelo. Perdí el trabajo«, se lamentó, indignado por haber sido involucrado en un caso de alta exposición por su crueldad.

García explicó que el día del crimen de Uma, él se había quedado a dormir en lo de un amigo y que cuando regresó a su casa se enteró que su mamá había radicado una denuncia porque no aparecía.

Fue así que tuvo que acercarse él mismo a la comisaría de Parque Barón y minutos más tarde quedó como el primer detenido del caso, en manos de la Policía Bonaerense y, según denuncia, en base a un testimonio contradictorio.

«Después de mi detención, le sacaron la investigación a la Bonaerense, se la dieron a la Federal y ellos siguieron otro camino», resaltó el joven que tiene un local de barbería.

Uma fue asesinada de dos disparos en un intento de asalto al auto de su padre, un custodio de la ministra Bullrich que es agente de la Federal, como su esposa.

Por el caso siguen detenidos cuatro sospechosos: tres mayores y uno de 17 años, quienes se negaron a declarar ante la Justicia. Los cuatro, a diferencia del liberado García, fueron detenidos por la Policía Federal.

«Me apretaron para que diga quién había matado a Uma»

García describió el mal momento que vivió desde que lo dejaron detenido en la comisaría, supuestamente por estar implicado en el homicidio de la menor.

Patricio Valentín García cuando fue detenido por el crimen de Uma.Patricio Valentín García cuando fue detenido por el crimen de Uma.

«En la comisaría me metieron a una habitación con siete policías y me interrogaron. Me apretaron para que diga quién la había matado, pero yo no había visto la tele ni nada. Después me llevaron a cuerpo médico y ahí me explicaron lo del asesinato», recordó el joven.

En cuanto al testigo que supuestamente lo había visto en la escena del crimen, García dijo que esa persona «se contradijo» con su relato inicial y a partir de allí se cayeron las pruebas para culparlo. Eso, junto a comparaciones sobre pertenencias de uno de los sospechosos -un rosario- con el que el fiscal del caso habría explicado la presunta confusión con García.

«Ahora tengo bastante miedo porque la policía nos acosa en el barrio. No quiero salir solo por miedo a que me pase lo mismo. Me siento amenazado», advirtió.

García adelantó que está pensando en «hacer una denuncia» por todo lo «terrible» que pasó y afirmó que es «otra víctima» del caso.

Por su parte, la madre del joven, que había ido en un primer momento a la comisaría a denunciar la desaparición de su hijo, dijo que los policías «fraguaron todo» frente a su cara.



Fuente Oficial