9.7 C
Mendoza
25 de julio de 2024
FM Del Condado
Image default
Policiales

una perpetua en apenas cinco líneas


«Salió por un 280». Así de cortito, contundente y críptico –como buen lenguaje de Tribunales– se fue desparramando este martes la noticia de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación había dejado firme la condena a «prisión perpetua» de Nahir Galarza.

El número 280 remite al artículo del Código Procesal Civil y Comercial que se aplica cuando el máximo tribunal del país rechaza de plano una apelación. En este caso, «la queja por recurso federal» que los defensores de Nahir habían interpuesto a fines de 2020 para tratar de revertir la sentencia de la joven –hoy de 25 años– por el crimen de su novio, Fernando Pastorizzo (20)

«El recurso extraordinario, cuya denegación originó esta queja, es inadmisible. Por ello, oído el señor Procurador General de la Nación interino, se desestima la presentación directa», dice el primer párrafo del fallo de la Corte, de apenas dos páginas

Los defensores de Nahir argumentaron que el tribunal oral que la condenó en 2018 no había tenido en cuenta los elementos que –según ellos– indicaban que la chica sufría violencia de género por parte de Fernando. De esta manera –dijeron en la queja– los jueces entrerrianos desconocieron pactos internacionales firmados por nuestro país e incluidos en la Constitución Nacional. En eso basaron su recurso federal.

La ultima declaración de Galarza en realación a que había sido abusada de chica por su por su tío y que en realidad su padre había sido el asesino de Fernando (más las pericias de parte que la mostraban como esquizofrénica e inimputable), nunca formaron parte de la queja. Nunca. Esta ya había sido presentada cuando todo ese barullo se puso en juego.

Esto empezó a quedar claro el 31 de octubre del año pasado, momento en el que el Procurador Eduardo Casal dictaminó que no se abriera el recurso de la defensa.

La Corte Suprema confirmó la condena a prisión perpetua contra Nahir Galarza.La Corte Suprema confirmó la condena a prisión perpetua contra Nahir Galarza.

Aunque no estaba obligada, la Corte le pidió su opinión a Casal, y este terminó convalidando la actuación de la Justicia de Entre Ríos en los tres estadios por los que pasó la causa.

«En definitiva, la apelante formuló diversos planteos ante los jueces de mérito, de Casación y del Superior Tribunal Provincial, que fueron rechazados por las tres instancias locales e intenta llevarlos a conocimiento de V. E. a pesar de que por su naturaleza son por regla ajenos a la jurisdicción federal. En la medida en que los argumentos del a quo no fueron objeto de una refutación específica y la parte no ha demostrado un notorio desvío de las leyes aplicables o una total ausencia de fundamento que habilite la intervención del Tribunal por la causal de arbitrariedad, en mi opinión el recurso extraordinario resulta inadmisible», dice el dictamen publicado por Clarín en exclusiva.

En palabras más sencillas, el Procurador Casal consideró que la prueba contra Nahir fue evaluada correctamente, que no hubo arbitrariedad y que la condición «recurso extraordinario federal» de la apelación no estaba acreditada. Por eso le recomendó a la Corte rechazar la queja de plano dejando firme la condena a prisión perpetua por «homicidio calificado por ser de una persona con la cual mantenía o ha mantenido relación de pareja».

Nahir Galarza, durante un traslado el año pasado. Foto (El Argentino / Entre Ríos)Nahir Galarza, durante un traslado el año pasado. Foto (El Argentino / Entre Ríos)

Con el voto de Casal en contra, el misterio se redujo al mínimo ya que es muy raro –aunque ha ocurrido– que la Corte pida su opinión y luego resuelva diferente.

La tensión llegó al máximo la semana pasada cuando en la mesa virtual, en la que las partes pueden ver el desarrollo del trámite del expediente, apareció que la queja ya había pasado por las áreas de «coherencia» y «jurisprudencia» y ya estaba en «copias».

Ruben Virué, abogado de la mamá de Fernando Pastorizzo, entró el viernes pasado a revisar la mesa virtual y vio lo que había ocurrido. Inmediatamente supo que la resolución final del caso estaba cerca y se lo comentó el sábado a Silvia Mantegazza, mamá de Fernando.

Ambos esperaban una confirmación de la condena pero evaluaban que, tal vez, los jueces consideraran sacar el agravante ( «por ser una persona con la cual mantenía o ha mantenido una relación de pareja») para no sentenciar a una mujer tan joven a cadena perpetua.

Cinco líneas fueron suficientes para sellar los próximos 30 años de Nahir Galarza.



Fuente Oficial