25 de julio de 2024
FM Del Condado
Image default
Policiales

un policía se defendió de un robo y mató de un tiro a un ladrón en Quilmes



Un sargento de la policía de la provincia de Buenos Aires que trabajaba como chofer para una aplicación de viajes mató este domingo de un disparo a uno de los tres presuntos delincuentes que intentaron robarle el vehículo en la localidad bonaerense de Quilmes.

El hecho se registró cerca de las 6.30 de la mañana, en el cruce de las calles 890 y Santa Fe, al oeste de esa localidad del sur del conurbano, donde el efectivo se encontraba de franco de servicio y vestido de civil, a bordo de su Peugeot 206 gris.

Según las fuentes, el sargento, que se desempeña en Almirante Brown, fue abordado por tres falsos pasajeros que habían solicitado un viaje.

Una vez en el interior del auto, los delincuentes amenazaron al conductor con un arma de fuego apuntándole a la cabeza, lo tomaron del cuello y le quitaron su teléfono celular y dinero en efectivo.

«Dale, disparale, disparale», le dijo uno de los cómplices a quien portaba el arma, según detalló un investigador.

En esas circunstancias, el conductor logró sacar de abajo de sus piernas su pistola reglamentaria y disparó hacia los atacantes, uno de los cuales resultó baleado, mientras que los otros dos escaparon.

Tras la fuga, el herido, identificado por la justicia como Cristofer Espinoza Quispe, de nacionalidad peruana, fue trasladado al Hospital Iriarte de Quilmes, donde murió a raíz de las lesiones.

En tanto, en el automóvil del policía no se encontró el arma utilizada por los atacantes, pero sí se incautó un teléfono celular y un cargador.

La causa quedó a cargo del fiscal Jorge Saizar, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Quilmes, quien ordenó que la Prefectura Naval Argentina (PNA) lleve adelante las diligencias de rigor en procura de esclarecer lo ocurrido.

Los voceros judiciales añadieron que se iniciaron actuaciones por «robo calificado y en banda con arma no habida», y también por «homicidio», al tiempo que continuaban las tareas para localizar a los dos sospechosos que huyeron.

Un policía mató a un presunto «motochorro» durante un asalto en Merlo

Otro integrante de la Policía de la provincia de Buenos Aires, en este caso un agente, mató a balazos a uno de los dos presuntos «motochorros» que le robaron a él y a un amigo en el partido bonaerense de Merlo.

El hecho ocurrió este sábado a la noche en la calle Güemes al 3000, en aquel partido del oeste del conurbano, donde el policía, de 21 años, se hallaba franco de servicio y vestido de civil, en la vereda y acompañado de dos amigos.

Según las fuentes, en esas circunstancias arribaron al lugar dos jóvenes en una moto y el que iba como acompañante le robó el celular al policía, aunque se le cae el aparato al intentar escapar.

Ante esta situación, uno de los amigos huye a la carrera, mientras que el otro arrojó su celular al interior de la casa frente a la que se encontraban.

Las fuentes señalaron que al advertir esta situación, el mismo delincuente armado le apuntó con su arma al pecho del amigo del policía que se acababa de descartar de su celular para obligarlo a entrar a la casa.

El ladrón ingresó a la vivienda, se apoderó del teléfono móvil y cuando se disponía a subir a la moto de su cómplice, el policía impartió la voz de alto, por lo que el «motochorro» le apuntó a él.

De acuerdo a los voceros, el agente de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI) de San Martín, efectuó varios disparos, uno de los cuales impactó en el delincuente armado que no alcanzó a tirar y fue retirado del lugar por el conductor del rodado.

Poco después, un sospechoso de 18 años fue abandonado por un motociclista en el hospital Eva Perón de Merlo, donde murió a raíz de las heridas de bala con orificio de entrada en la ingles, sin salida.

En tanto, los pesquisas establecieron mediante las imágenes de las cámaras de seguridad municipales que esos dos sospechosos habían sido los autores del asalto, al tiempo que esta tarde continuaban con las diligencias en procura de identificar y localizar al segundo «motochorro».

Lo ocurrido es investigado por personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial Morón, que no adoptó ningún temperamento con el policía, que resultó ileso al igual que sus amigos.



Fuente Oficial