0.7 C
Mendoza
14 de julio de 2024
FM Del Condado
Image default
El Mundo

¿Qué tipos de protección solar existen para los días de verano?


Cada vez las personas son más conscientes sobre lo importante que es proteger la piel del sol. Si bien, es una fuente de vitamina D importante y también ayuda al estado de ánimo, puede provocar cáncer de piel y envejecimiento prematuro. Cómo cuidar la piel y cuáles son los distintos tipos de protectores solares.

Tal como explican los profesionales de la Clínica Mayo, de Estados Unidos, “se puede reducir el riesgo de padecer cáncer de piel limitando o evitando la exposición a la radiación ultravioleta (UV)”.

De esta forma, si se los usa en forma correcta, los protectores solares ayudan a protegerse de quemaduras, a retrasar el envejecimiento del rostro y a bajar las posibilidades de tener cáncer de piel.

Protector solar: tipos de productosProtector solar: tipos de productos

Sin embargo, en las farmacias se encuentran varios tipos de protectores y con distintos factores de cobertura de la piel. Algunos consejos para elegir el más apropiado.

Protección solar: tipos de productos y factores de protección

Generalmente, los protectores solares se presentan en los comercios en base líquida, en crema o en barras. Hay también sprays, leches hidratantes que tienen protección solar o brumas para el rostro con protección.

Existen tres tipos de protección solar:

  • Los protectores químicos: absorben la radiación solar y la transforman en otros tipos de energía que no producen daño cutáneo. En 1979, se creó el primer filtro químico efectivo dentro del espectro UVA, que fue retirado años después.
  • Los físicos: dispersan y reflejan la radiación lumínica que incide sobre ellos. Son por ejemplo el óxido de zinc y de hierro, dióxido de titanio, silicatos y el talco. Actúan como una pantalla opaca.
  • Y, por último, están los mixtos. Estos se obtienen al mezclar filtros químicos y físicos. Dispersan y reflejan la luz dentro de un espectro que incluye UVA, UVB y rayos infrarrojos.

Siempre hay que tener presente que estas fórmulas detienen parcialmente las radiaciones, pero ninguna lo hace totalmente. Lo mejor siempre es contar con un producto que cubra de los rayos UVA, que provocan el envejecimiento de la piel, y los UVB, que son los que causan las quemaduras.

En los envases que se consiguen en farmacias y perfumerías se puede ver la fórmula FPS (o SPF, en inglés) y esto significa cuál es el factor de protección solar del producto. Es decir, el número de veces por el que se multiplica el tiempo que se puede permanecer al sol de manera segura,

Esto hace referencia a la protección que generan. Los filtros 30 reducen el 97%, los 50 filtran en torno al 98% y los SPF 100 alrededor del 99%.

Protector solar: factores de protección Foto Shutterstock.Protector solar: factores de protección Foto Shutterstock.

Algunos médicos recomiendan no usar protector 100 en todo el cuerpo, todo el año. Sí quizás en el rostro y en verano, usar al menos con 50 fps, pero hay una realidad y es que la vitamina D, por ejemplo, se produce cuando la piel se expone directamente al sol. Y este nutriente es muy necesario para el organismo y los huesos del ser humano.

El factor 50 se recomienda para las personas que tienen la piel muy blanca y sensible. El 30 es para esas pieles que pueden enrojecerse pero luego se broncean. Para el cuerpo y para las pieles más morenas podría alcanzar entre un 15 y 20.

Por supuesto que es necesario encontrar un equilibrio. Aunque la piel no se enrojezca sufre igual y el sol puede causar enfermedades igualmente. Lo ideal siempre es usar algún protector solar y evitar los horarios más complejos dentro del mediodía de los veranos.



Fuente Oficial