0.7 C
Mendoza
14 de julio de 2024
FM Del Condado
Image default
El Mundo

Los trucos caseros para restaurar el color de las sillas de plástico blancas


Las sillas de plástico blancas son un clásico del mobiliario de exteriores. Debido a su comodidad y durabilidad se las ve en piletas, clubes, jardines, quintas, etc.

Pero, con el tiempo, el agua, el calor, el frío, etc.; es normal que acumulen manchas y suciedades que le quitan su brillo original. ¿Qué trucos caseros hay para restaurarlas?

En Internet hay muchas personas que inventaron y probaron trucos caseros que son eficaces para dejarlas como nuevas.

Sillas blancas al aire libre. Foto: Pexels.Sillas blancas al aire libre. Foto: Pexels.

Te mostramos una serie de tips con productos que, seguro, tenés en tu hogar o son muy fáciles de conseguir.

Vale la aclaración que primero, antes de pasarle cualquier producto a las sillas, hay que eliminar el polvo y suciedad que puedan tener, con un trapo seco, plumero o un trapo húmedo (si se utiliza esto, hay que dejar secar).

Trucos para renovar las sillas de plástico: vinagre blanco

Un producto muy utilizado en la cocina puede servir para las manchas difíciles o que requieren una limpieza más profunda en las sillas blancas de plástico.

Vinagre blanco.Vinagre blanco.

Para usarlo hay que mezclarlo en partes iguales con agua tibia y pasárselo a la superficie de las sillas y dejarlo reposar al menos diez minutos. Luego, enjuagarlo.

Este producto es conocido por su efectividad para eliminar las manchas.

Bicarbonato de sodio

Otro ingrediente versátil que es utilizado para múltiples usos caseros y es un aliado para combatir la acidez estomacal.

Para limpiar las sillas con bicarbonato hay que mezclarlo con agua y, tras el efecto de efervescente, aplicar sobre las zonas manchadas.

Se puede realizar también como una especie de pasta (para ello, aplicar menos agua) y frotar las zonas más manchadas. Dejar que actúe y sacar con abundante agua.

Se dice que este producto ayuda también a neutralizar los olores acumulados en las sillas de plástico.

El limón es un buen blanqueador. Foto: Pexels.El limón es un buen blanqueador. Foto: Pexels.

Limón

El ácido cítrico de esta fruta tiene un efecto blanqueador y ayuda a quitar el moho y los hongos que puedan tener estas sillas.

Para mejorar el rendimiento, hay que exprimir el jugo de limón fresco directamente sobre las manchas y dejarlo actuar unos minutos. Frotar suavemente la zona y enjuagar con agua.

Su acción puede ser más efectiva si se deja secar la silla al sol durante unos minutos.

Agua oxigenada

Este producto es muy utilizado para limpiar las heridas y prevenir infecciones en la piel, pero también se usa para limpiar.

Aplicado sobre el plástico tiene un buen efecto. También se lo hace de manera dieta y lo bueno es que no es necesario limpiarlo con agua posteriormente.

Una mezcla mágica

En Internet hay cientos de videos virales sobre mezclas limpiadoras. Con los ingredientes anteriores se puede realizar un preparado para limpiar las sillas.

Bicarbonato de sodio. Foto: ShutterstockBicarbonato de sodio. Foto: Shutterstock

En un recipiente se mezcla una taza de vinagre blanco con bicarbonato de sodio y limón, para obtener una pasta.

Si el preparado queda semilíquido, mucho mejor. Se aplica en los lugares más manchados y luego se deja que haga efecto bajo el calor del sol, al menos durante una hora. Transcurrido ese tiempo, se frota con una esponja o cepillo y luego se enjuaga con abundante agua.



Fuente Oficial