0.7 C
Mendoza
14 de julio de 2024
FM Del Condado
Image default
El Mundo

Las 5 cosas que tenés que saber antes de empezar a entrenar


Hacer ejercicio preserva la fuerza muscular, mantiene tu corazón fuerte, un peso corporal acorde, y previene enfermedades crónicas como la diabetes, entre otras cosas.

Sin embargo, muchas veces las excusas mentales que nos ponemos, sumadas al cansancio de la rutina diaria, provocan posponer empezar a hacer ejercicio o bien ser constante en la práctica. Consejos para empezar el gimnasio de forma definitiva y y vivir de una manera más saludable.

Consejos para empezar a entrenar

El sitio Mayo Clinic indica que para la mayoría de los adultos sanos, el Departamento de Salud y Servicios Humanos recomienda hacer al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada a la semana, o si es actividad aeróbica intensa, practicar por lo menos 75 minutos por semana.

El ejercicio físico favorece el buen descanso. Foto Shutterstock. El ejercicio físico favorece el buen descanso. Foto Shutterstock.

A su vez, explica que la actividad física puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas, mejorar el equilibrio y la coordinación, ayudarlo a perder peso e incluso mejorar los hábitos de sueño y la autoestima.

Debido a su múltiples beneficios tanto físicos como mentales es fundamental practicarla con periodicidad. A continuación, los mejores tips para vencer las excusas y comenzar una rutina de entrenamiento:

1) Plantearse objetivos claros: es necesario que antes de empezar cualquier actividad física definas el tipo de ejercicio que vas a realizar dependiendo el objetivo que tengas, ya sea perder peso, ganar masa muscular o simplemente abandonar el sedentarismo. Establecer objetivos específicos a corto plazo, bajo la supervisión de un profesional, brinda la motivación necesaria para sostener la actividad a largo plazo.

2) Hacerse chequeos médicos: los expertos recomiendan realizar un control médico preventivo con un profesional de la salud antes de comenzar a realizar cualquier actividad física. Esto permite detectar precozmente patologías ocultas o bien evaluar los diferentes factores requieran una atención especial para así garantizar la seguridad durante el ejercicio.

La actividad física al aire libre es una excelente opción para conectar con la naturaleza y al mismo tiempo hacer ejercicio. Foto: Shutterstock.La actividad física al aire libre es una excelente opción para conectar con la naturaleza y al mismo tiempo hacer ejercicio. Foto: Shutterstock.

3) Elegir la actividad que más te guste: un punto clave para que la persona mantenga la constancia es que encuentre una actividad en la que se divierta y le guste. Cabe destacar, que es fundamental consultar con profesionales para elegir la actividad física acorde el tipo de vida, intereses y condiciones físicas.

4) Comienza lentamente y aumenta de forma gradual: la progresión gradual y la persistencia son clave. Esto aplica tanto aquellos que nunca hicieron ejercicio como a aquellos que han estado inactivos durante un período prolongado. Iniciar de manera suave y avanzar de forma progresiva para luego poder incrementar tanto la intensidad como la complejidad del entrenamiento. No seguir un ritmo pausado podría provocar lesiones.

5) Complementar el entrenamiento con una alimentación saludable: la adecuada selección de alimentos ayudará a optimizar el rendimiento deportivo, facilitará la mejor recuperación y la prevención de lesiones. Cabe destacar, que súper importante tomar agua antes, durante y después de hacer actividad física. Esto no solo mejora el rendimiento deportivo sino que tiene consecuencias positivas para la salud.



Fuente Oficial