2.1 C
Mendoza
25 de junio de 2024
FM Del Condado
Image default
Música

la familia que llegó desde Santiago del Estero


La ansiedad de los swifties se acrecienta a tan sólo un día del primero de los tres conciertos de Taylor Swift en el estadio de River Plate, dentro del marco de su Eras Tour.

Ayer por la tarde, la artista estadounidense arribó a Buenos Aires pasado el mediodía, y se hospedó en el majestuoso Four Seasons, en Avenida 9 de Julio y Arroyo, Ciudad de Buenos Aires.

Una caravana de autos trasladó a la comitiva de la estrella del pop, quien se prepara para su triplete de recitales en la Argentina, y sus fans no quieren perder detalle alguno sobre sus movimientos por estas tierras.

A punto tal, que así como algunos acampan en las inmediaciones del estadio desde hace cinco meses y otros la recibieron en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, durante la tarde del miércoles se agolpó un grupito de simpatizantes de la artista frente al lujoso hotel, a la espera de quien se hizo famosa luego de cantar una canción para Hanna Montana, la película.

No importa la espera. Los fans quieren estar cerca de su ídola.
No importa la espera. Los fans quieren estar cerca de su ídola.

En su mayoría son adolescentes de Buenos Aires y alrededores los que esperan que la vocalista les dé alguna señal antes del compromiso de los espectáculos.

Sin embargo, también existen familias que se organizaron para llegar desde lejos ante semejante acontecimiento.

Desde Santiago del Estero

Ana tiene 45 años y acompañó a sus hijos Gastón, de 16, y Victoria, de 21. Llegaron el martes por la mañana procedentes de Santiago del Estero. Toda una verdadera odisea para ellos organizarse pese a las obligaciones que dejaron en su provincia, además de que Diego, el padre de los jóvenes, no pudo acompañarlos por cuestiones laborales.

Los fans se acercaron masivamente a hacer el aguante en el Four Seasons.Los fans se acercaron masivamente a hacer el aguante en el Four Seasons.

Lo cierto es que la madre y sus hijos recorrieron 1.124 kilómetros para este hecho histórico: la primera visita de Taylor a nuestro país, aunque aclaran que no vinieron en auto.

“Mis hijos sacaron las entradas apenas salieron a la venta de manera online. Entonces me apresuré a sacar los pasajes de avión, antes de que subieran los precios. Mucho dinero invertimos para estar aquí, porque entre los vuelos y los cincuenta mil pesos que salió cada entrada, imaginate lo sacrificado que es”, relata Ana.

Pese a lo dificultoso, se trata de una madre canchera y compinche con sus hijos.

Tatuajes de los swifties, a horas del primer concierto en la Argentina.Tatuajes de los swifties, a horas del primer concierto en la Argentina.

“Mi marido y yo somos cuarentones, pero nos consideramos unos padres piolas. A mí también me gusta Taylor, solemos escucharla con mis hijos, te diría que me conozco todos sus temas, aunque no sé cantarlos porque no hablo inglés”, revela la madre de los chicos, quien según cuenta se dedica a la docencia.

-¿Tu marido también escucha a Taylor Swift o prefiere las chacareras?

-¡No! No la escucha, pero no tiene drama. Se la pasa con el folclore, escuchando a Raly Barrionuevo a Los Carabajal.

Por el lado de sus hijos, la complicidad entre hermanos es notable: más que hermanos lo de ellos se parece a una relación de amigos.

“Yo sé muchas cuestiones de Taylor porque me gusta leer sobre ella, aunque el especialista es Gastón. En mi caso, la escucho desde los seis años, después de conocerla en su participación en Hanna Montana. Además, la respeto porque es una mujer luchadora. Y se ocupa de todo en su carrera, siempre se está superando”, relata Victoria.

La joven estudia la carrera de Sociología en la Universidad Nacional de Santiago del Estero, mientras que su hermano cursa cuarto año en la secundaria.

Video

Clarín charló con las fanáticas a horas del primer show en Argentina.

“Tuve que faltar a la facultad, pero la verdad es que vale la pena todo esto. Porque a su vez aprovechamos para pasear. Ya habíamos venido con mamá y mi hermanito el año pasado cuando cantó Dua Lipa, que también nos encanta”, agrega Victoria, quien sonríe, toma aire y prosigue:

“Además de estudiar en la facultad, yo soy música: toco la guitarra, el violonchelo, el piano y canto canciones de ella. Saqué dos con la criolla: Enchanted y Lover. Pero las toco en mi pieza, aún no las canté nunca frente a nadie”.

Su hermano Gastón es el tímido de la familia: de pocas palabras, a tirabuzones lanza algo al respecto de su fanatismo por Taylor Swift. “Yo la conozco desde que nací. O sea, siempre fui fanático de ella. Ella para mí es inspiración”, expresa.

Luego agrega un dato importante sobre la artista para quienes no conocen del mundo Taylor Swift, razón por la cual la admira.

“Ella tuvo que desparecer durante un tiempo por un problema que tuvo con Kanye West. Resulta que la llamó para pedirle permiso para nombrarla en una canción, y ella se lo dio. Le mostró la canción, pero después cuando la grabó no coincidía la letra con la original”, revela.

Y sigue: “Al final en la canción hablaba mal de Taylor. La esposa de Kanye también la agredió, la trató de víbora. Tuvo tanto eco toda esa pelea que al final Taylor tuvo que desaparecer por un tiempo y la perjudicaron. Por suerte luego se repuso y volvió con todo”.

Respecto a la vida sentimental de Swift, Victoria plantea su punto de vista.

“Pienso que a ella la juzgaron por tener muchos novios, pero eso es parte de vivir la vida, son sus experiencias. Además, sus parejas siempre fueron fuente de inspiración para sus canciones”.

La familia está parando en un hotel, cerca del estadio de River Plate.La familia está parando en un hotel, cerca del estadio de River Plate.

-¿Cómo la notás ahora, que está de nuevo de novia, con un jugador del Kansas City Chiefs?

-Ahora la noto mejor que antes, la veo feliz y la siento más libre. Hace dos semanas estuvo con Travis Kelce en un restaurante argentino en los Estados Unidos. Comieron bife de chorizo. Ella subió fotos a las redes y se la nota radiante.

La madre de Victoria sonríe y mira con amor al escuchar la narración de su hija, con tanta precisión.

De pronto, un bocinazo de un micro escolar irrumpe la charla y todos los presentes se quedan perplejos: dos fanáticas de Taylor cruzan Cerrito sin mirar.

Ana se toma el pecho y exclama: “¡Por Dios, estas chicas!”.

-Ana, estamos en Buenos Aires.

-Sí, lo sé, pero es hermosa esta ciudad. Para mí este viaje es la excusa perfecta para pasear. Desde ayer nos la pasamos yendo de un lado para el otro en subte. Y aproveché para comprar regalos para llevar a Santiago del Estero.

Hubo de todo en la espera, hasta el que llegó disfrazado de astronauta.Hubo de todo en la espera, hasta el que llegó disfrazado de astronauta.

-¿Dónde se hospedan estos días?

-Conseguimos a través de Internet un hotel que queda cerca del estadio de River. De esa manera yo me quedo tranquila, quiero que la pasen bien los chicos y que todo sea fácil mientras estamos aquí.

-¿Y ustedes, chicos, cómo se imaginan el recital de Taylor Swift?

-Victoria: Mágico, porque ella está en todos los detalles, no se le escapa una. Es el mismo recital que viene dando por los Estados Unidos y también en México, aunque siempre hace algunos cambios de canciones entre show y show. Lo mío por ella es devoción.

-Gastón: Yo estoy ansioso. Toda la vida esperé este momento. Así que por suerte esta vez se nos va a dar de tenerla aquí, escucharla y mirarla en vivo y en directo.



Fuente Oficial