0.7 C
Mendoza
14 de julio de 2024
FM Del Condado
Image default
El Mundo

El sencillo truco para mantener el trapeador blanco y sin mal olor


El trapeador es uno de los elementos de limpieza más comunes en los hogares, eficaz para mantener los pisos limpios de manera rápida y sencilla. Sin embargo, uno de los inconvenientes es que suele acumular malos olores, suciedad y pelos, especialmente cuando se utiliza a diario.

Aunque limpiar y desinfectar el hogar con el trapeador es una práctica ideal, surge un problema cuando este se mantiene húmedo durante períodos prolongados. Esta humedad acumulada puede propiciar la proliferación de bacterias y gérmenes, no solo generando malos olores, sino también representando un riesgo potencial para la salud del hogar.

Es importante abordar adecuadamente el mantenimiento del trapeador para garantizar una limpieza efectiva y saludable en el hogar.

Tener el trapeador blanco y sin pelos ayuda a mantener la higiene el hogar. Tener el trapeador blanco y sin pelos ayuda a mantener la higiene el hogar.

Una de las decisiones más comunes cuando llega a ese estado es tirarla y comprar una nueva. Existe un truco sencillo que permite dejarlo como nuevo con ingredientes simples y caseros.

El sencillo truco para dejar el trapeador como nuevo

Para higienizar el trapeador y dejarlo como nuevo se necesita usar oxígeno activo, en caso de no tener se puede reemplazar por bicarbonato de sodio y vinagre.

El sencillo truco para dejar como nuevo el trapeador es con oxígeno activo y vinagre. El sencillo truco para dejar como nuevo el trapeador es con oxígeno activo y vinagre.

Paso a paso para dejar el trapeador blanco y sin pelos

  • En primer lugar se debe preparar la mezcla, una cucharada de oxígeno activo o bicarbonato de sodio con un chorro de vinagre.
  • Se debe colocar el trapeador en agua caliente mezclado con los ingredientes. Es importante corroborar que el trapeador esté completamente sumergido en el líquido.
  • Debemos quejar reposando hasta que el agua se enfríe por completo.
  • Un vez que el agua tome temperatura ambiente se puede retirar el trapeador de la solución. Luego de escurrirlo y secarlo, quedará blanco como uno recién comprado.

Otro truco es la forma del secado, lo ideal es dejar el trapeador boca arriba al sol para que se seque rápido y no acumule humedad en el suelo o dentro del balde de agua.

El vinagre es un ingrediente que se puede añadir en el cubo de los elementos de limpieza ya que es desinfectante y ayuda a eliminar las bacterias y los gérmenes de cualquier superficie. En este caso utilizarlo ayuda a dejar impecable el trapeador.

El agua caliente ayuda a que los pelos se desprendan fácilmente de las fibras de la fregona.



Fuente Oficial