0.7 C
Mendoza
14 de julio de 2024
FM Del Condado
Image default
Espectáculos

el cantante que echaron de Iron Maiden y que casi muere en la Argentina sigue rockeando


Paul Di’Anno, el ex cantante de Iron Maiden, tiene una historia de vida fantástica, aunque difícilmente serviría de ejemplo. Descubrimientos, excesos, drogas, cárcel, música fuerte, accidentes, caídas, recuperaciones; contiene los ingredientes esenciales para una historia de plataforma de streaming, y de hecho él mismo está colaborando con un documental que, según cuenta, se podrá ver en mayo.

“No pienso quitar nada -asegura Di’Anno-, porque la vida de uno es como sucedió, con sus triunfos, sus fracasos, tristezas y alegrías”.

Lógicamente, los cuatro años en que Di’Anno fue el vocalista de Iron Maiden entre 1978 y 1981 tendrán mucha importancia en el guion porque es lo que atrae, lo que lleva gente al cine, y también lo que corta tickets en los shows que brinda en Europa, pero sobre todo en Sudamérica, donde tiene muchísimos fans que él se ha encargado de cultivar y cautivar, gira tras gira, show tras show, aun con riesgo de vida.

“¡Casi me muero en Buenos Aires! -recuerda-. Ya estaba regresando a Inglaterra, pero mis fans me secuestraron por diez días, entonces hice diez shows más sin saber que tenía una infección severa, lo que agravó todo el asunto. Cuando subí al avión ya había entrado en sepsis y cuando llegué a Inglaterra me quedaban unos 45 minutos de vida, que los usé para llegar al hospital, me pusieran antibióticos y comenzar a recuperarme. No me había dado cuenta cuan enfermo estaba, pero hoy miro las fotos y se nota claramente en mis ojos lo mal que estaba”.

Di’Anno viene por la revancha a Buenos Aires para encabezar el festival “From Hell Fest” (Festival desde el infierno), un festival de cuatro fechas que comienza con Di’Anno este viernes 2 de febrero en el Arena Sur (Av. Sáenz 459, CABA) con otras bandas metálicas.

El nombre de la gira de Di’Anno no es una exageración: “The Resurrection Tour” viene de pisar suelo chileno, donde hizo cuatro fechas a lleno total, con una lista de temas que les da a los fans lo que van a buscar: el repertorio de los primeros dos discos de Iron Maiden. Puro heavy-metal en una garganta prodigiosa, que pese a los embates de salud no ha sufrido merma.

Paul Di'Anno, el ex cantante de Iron Maiden, regresa a la Argentina para dar varios conciertos. Fotos Paul Di'Anno prensaPaul Di’Anno, el ex cantante de Iron Maiden, regresa a la Argentina para dar varios conciertos. Fotos Paul Di’Anno prensa

¿Últimos shows con temas de Maiden?

“Es un modo de agradecerle a los fans y darles lo que quieren escuchar. Quizás sea la última vez que haga un show entero con todos temas de Iron Maiden. En honor a la verdad, he intentado con otras bandas un repertorio sin temas de Maiden, pero los fans me quieren matar. Hasta Ozzy Osbourne tiene que hacer siete temas de Black Sabbath en sus shows. No hay opción”.

Paul Andrews, tal su nombre original, creció en la Inglaterra que experimentó la beatlemanía y un florecimiento del rock que no tiene parangón. Pero él era muy chico, por lo que cuando despertó a la música, era el glam-rock lo que estaba de moda.

“Yo estaba en mi habitación y hacía mímicas de los cantantes que salían por televisión. Entonces podía cantar imitando a David Bowie, podía imitar a Marc Bolan de T. Rex, o al cantante de Slade (Noddy Holder), pero no me di cuenta de que verdaderamente podía cantar hasta que unos años más tarde llegó la ola del punk, que le dio permiso a todo el mundo para intentarlo. Yo lo hice y ahí descubrí que tenía buena voz».

Y continúa: #Hay un viejo dicho: ‘si no estuviste ahí no se puede explicar’, pero la segunda mitad de los 70, fue un momento en el que decantaron todos los años previos de la música. Estaban los Rolling Stones, Queen, Led Zeppelin, teníamos la herencia de The Beatles, y todos esos ciclos de la música todavía van y vienen”.

Final de show. Paul Di'Anno y la banda con la que viene a la Argentina. Fotos Paul Di'Anno prensaFinal de show. Paul Di’Anno y la banda con la que viene a la Argentina. Fotos Paul Di’Anno prensa

Pese al permiso que le otorgó el punk para descubrir su voz, Di’Anno finalmente terminó sumándose a una banda incipiente de rock pesado en un año donde formalmente no se usaba el término heavy-metal.

Hoy, Iron Maiden, es sinónimo de esas dos palabras que definen a un género que mantiene a un público felizmente cautivo de la distorsión, el volumen y los ritmos con velocidad de tren expreso.

“Por aquel entonces, 1978, Iron Maiden era una banda de hard-rock que tenía a un cantante medio punky que venía a ser yo. Encima teníamos canciones largas, con cambios de ritmos, entonces a la prensa le costaba ponernos una etiqueta. Hasta que en 1980 salió el primer disco de Iron Maiden e inventaron eso de la New Wave of British Metal y nos metieron ahí. Nosotros dijimos: ‘¿qué es esta mierda?’ (se ríe). Después, otros grupos como Def Leppard siguieron la corriente, pero eran muy distintos a nosotros. Lo único parecido que había habido antes era Judas Priest. Creo que el hecho de que no pudieran etiquetarnos nos transformó en algo diferente y excitante”.

Despedido por Iron Maiden

Paul Di’Anno fue desvinculado de Iron Maiden cuando terminaron la gira presentación de su segundo álbum, Killers, por motivos que tienen que ver con costumbres no muy amigas de la salud y lo reemplazaron por Bruce Dickinson.

Paul no dejó que eso lo alejara de la música y continuó sumándose o creando grupos como Di’Anno, Battlezone y Killers, entre otros. También tuvo problemas con la ley y pasó algunos meses a la sombra en los Estados Unidos. Su espíritu permanece irreductible y ya es su leyenda lo que camina tres pasos por delante de su sombra, convirtiéndolo en uno de los soldados más aguerridos del heavy-metal, condición que lo hace muy querido por fans de todas las latitudes.

“Los shows en Chile fueron muy locos, son el público más demente que pueda haber, como los argentinos a los que le quiero agradecer tanto apoyo y tanta lealtad. Para mí es un honor poder cantar para ellos, y también poder tocar en tantos lugares (visitará Rosario, Córdoba, Mar del Plata, General Roca, Chaco, Mendoza y Salta, entre otras locaciones).

Conocido también como “la bestia”, Paul Di’Anno no parece tener planeado un retiro temprano de los escenarios (tiene apenas 65 años), pero sí concede que sus pasos ahora serán menos temerarios. Tiene algunos condicionamientos porque desde hace algunos años debe cantar sobre una silla de ruedas.

“Y no se vuelve más fácil con el tiempo, creéme. Ya estoy haciendo fisioterapia, lo que me va a permitir volver a caminar que es lo que más quiero. No fui hecho para estar en silla de ruedas. Estoy en la fase final de mi recuperación y hasta espero poder llegar a correr con el tiempo. No creo que vaya a jugar una temporada para el West Ham, pero sí creo que voy a poder subirme nuevamente a mi Harley Davidson y eso es lo que verdaderamente importa”.



Fuente Oficial