25 de julio de 2024
FM Del Condado

A los 93 años, murió el actor argentino Pepe Soriano. Entre su amplia trayectoria, se destaca su participación en «La Nona», «Asesinato en el Senado de la Nación» y «La Patagonia Rebelde», tres de sus trabajos más representativos. Sin embargo, participó en más de 75 películas tanto en Argentina como en España, sin contar su trabajo en televisión y obras de teatro.

El reconocido productor de teatro, Carlos Rottemberg, anunció el fallecimiento del actor a través de las redes sociales del Multiteatro Comafi: «Se fue un grande. La muerte de Pepe Soriano cala hondo en nuestros sentimientos. Con él se va un amigo. Luego el gran actor, uno de los mejores de este país. Beso enorme para Diana, Victoria y familia», escribió.

 15.2 °Ccielo claro
CULTURA & ESPECTÁCULOS

A los 93 años, murió Pepe Soriano

pepe soriano

A los 93 años, murió el actor argentino Pepe Soriano. Entre su amplia trayectoria, se destaca su participación en «La Nona», «Asesinato en el Senado de la Nación» y «La Patagonia Rebelde», tres de sus trabajos más representativos. Sin embargo, participó en más de 75 películas tanto en Argentina como en España, sin contar su trabajo en televisión y obras de teatro.

El reconocido productor de teatro, Carlos Rottemberg, anunció el fallecimiento del actor a través de las redes sociales del Multiteatro Comafi: «Se fue un grande. La muerte de Pepe Soriano cala hondo en nuestros sentimientos. Con él se va un amigo. Luego el gran actor, uno de los mejores de este país. Beso enorme para Diana, Victoria y familia», escribió.

Desde chiquito, Pepe Soriano empezó a mostrar su pasión por el teatro. Sus primeras experiencias fueron como amateur en 1947, pero no tardaron en llegar las oportunidades que cambiarían su vida. Mientras estudiaba derecho, se sumó al grupo universitario y de esa manera llegó ni más ni menos que al Colón, donde interpretó la famosa obra de William Shakespeare «Sueño de una noche de verano».

En 1976, mientras muchos de sus colegas se exiliaban por la dictadura, Soriano se fue a recorrer el país con una obra llamada «El Loro Calabrés». A modo de estrategia, pasaba por pueblos chicos, de menos de mil habitantes, para que las juntas militares no lo alcanzaran. Sobre esas épocas, recuerda: «Sentí mucho miedo. Tenía dos hijos. Volvía a Buenos Aires, les daba la plata y me iba. Dormía donde podía. Me detuvieron tres veces”.

Finalmente, emigró en 1987 a España en busca de grandes oportunidades laborales. A pesar de su éxito en el viejo continente, en 1992 pegó la vuelta porque extrañaba y nunca se arrepintió: “No hay que irse. Vayas donde vayas, salvo que seas gerente de una multinacional, sos el extranjero y vas a pagar el precio”. Desde aquella vez, no volvió a irse del país, y como le dijo alguna vez a su pareja, Diana: «Siento que me quiero morir en Argentina», aquí se quedó.

Fuente: https://www.diarioconvos.com/