El Mundo

¿Qué hago si mi perro se comió una pepa de mango?

todaymarzo 6, 2024

Fondo


El mango es una de las frutas más exquisitas de la tierra. Y ya hemos visto que su pulpa, o su carne, bien madura (nunca verde) se le puede dar a los perros sin problemas, aunque no en abundancia.

De 3 a 6 trocitos de 1cm o 2cm, según sea el tamaño del perro. Y dos veces máximo por semana. Para alternar otros días con otras frutas. Esa es una buena medida.

El sitio Semana aclara que los mangos son ricos en azúcares naturales, como la fructuosa, que pueden ser difíciles de digerir para los caninos. Pero el mango también tiene una sustancia llamada urushiol, que se encuentra en la piel o cáscara, y que puede ser tóxica para los perros.

Y acota el sitio: «La urushiol es la misma sustancia que se encuentra en la hiedra venenosa y puede causar reacciones alérgicas en la piel de los perros, como picazón, enrojecimiento e inflamación».

¿Qué hago si mi perro se comió una pepa de mango?/ Carozo de mango./ Foto Infojardín.¿Qué hago si mi perro se comió una pepa de mango?/ Carozo de mango./ Foto Infojardín.

Entonces, dada algunas advertencias que se conocen sobre el peligro de que los perros coman carozos de ciruela, de manzana, de duraznos y tantas otras frutas, ¿qué pasa si dejamos un mango en la casa y el perro se lo come entero?

¿Qué hago si mi perro se comió una pepa de mango?

Seguramente, estamos ante una emergencia. Y no hay que perder el tiempo. Hay que llevarlo al veterinario. El sitio Semana dice que los mangos tienen un carozo grande y podría causar obstrucciones intestinales.

Y advierte en su web: “Esto puede ser una emergencia médica grave que requiere cirugía para eliminar el hueso y evitar daños graves en el sistema digestivo del perro”.

Qué pasa si mi perro se come un mango entero. Su tamaño es grande./ Foto de Cottonbro Studio en Pexels.Qué pasa si mi perro se come un mango entero. Su tamaño es grande./ Foto de Cottonbro Studio en Pexels.

Semana nos ubica en ese momento en que estamos ante nuestro perro que se comió el hueso del mango y no lo expulstó. “Además de los problemas digestivos y alérgicos, algunos perros pueden experimentar síntomas más graves después de consumir mango. Estos síntomas pueden incluir letargo, debilidad, temblores e incluso convulsiones. Si un perro muestra alguno de estos signos después de comer mango, es esencial buscar atención veterinaria de inmediato, ya que podrían ser indicativos de una intoxicación grave”.

Por su lado, el sitio Experto Animal nos alerta sobre la celeridad sobre la que debemos tener si un perro se come un mango entero o el hueso del mango. “Es primordial acudir al veterinario de inmediato, incluso si el hueso ha logrado pasar a través de la garganta sin asfixiar a tu perro, pues existe la posibilidad de que se atasque en el intestino”.

¿Y qué pasa si el perro no despide el hueso del mango? Los especialistas del sitio aclaran que en ese caso “el perro presentará problemas en los próximos días, tales como vómitos, diarrea, falta de apetito y cambios de conducta”.

Cómo tratar al perro si se comió el carozo de un mango

La mayoría de los especialistas señalan que, si bien hay muchas posibilidades de sacar al perro de esa situación, la rapidez al actuar es clave, porque no se trata de algo sencillo. Más bien al contrario: el perro está en peligro realmente.

Cómo tratar al perro si se comió un carozo de mango. Puede llegar a tener un decaimiento muy grande./ Freepik.Cómo tratar al perro si se comió un carozo de mango. Puede llegar a tener un decaimiento muy grande./ Freepik.

El sitio especializado Mapfre nos especifica que mientras el carozo se mantenga en el estómago podrá causar gastritis o incluso úlceras o perforaciones en los casos más severos. Y que en ese lugar, el perro tendrá síntomas como vómitos, anorexia y en ocasiones más severas decaimiento.

Los expertos del sitio nos cuentan en un relato bien técnico, que si el hueso consigue salir del estómago, pasará por el píloro al intestino delgado. Y ahí pueden ocurrir varias cosas. Por ejemplo:

Los perros juegan siempre con las esferas. Mucho más si son dulces como el mango./ Foto de Vlad Chean en Pexels.Los perros juegan siempre con las esferas. Mucho más si son dulces como el mango./ Foto de Vlad Chean en Pexels.
  1. Que pase por el intestino, dañándolo y provocando lesiones a su paso.
  2. Que se quede atascado provocando una obstrucción intestinal: el cuerpo extraño puede llegar a perforar el intestino provocando salida de contenido al abdomen y provocando líquido libre abdominal e incluso llegar a general una peritonitis.
  3. Que pase el intestino y llegue a la válvula ileocecal, que separa el intestino delgado del colon.
  4. Si llegamos al colon, lo más normal es que consiga poder defecarlo, pero muchas veces estos cuerpos extraños quedan atascados en la válvula ileocecal provocando así una obstrucción y un caso similar al que se mencionaba anteriormente al hablar del intestino delgado.

Cómo extraer el hueso del mango si el perro no lo despide

La Clínica Veterinaria Ayora, experta en tratamiento de este tipo de problemas delicados de nuestras mascotas, nos explica en su web que, en un primer momento, cuando el hueso está en el estómago, puede provocar vómitos o que el animal se encuentre completamente bien sin ningún síntoma.

Ecografía de la Clínica Veterinaria Ayora, donde por ecografía se ve a la izquierda arriba el carozo de mango alojado en el estómago. Luego, el hueso extraído.Ecografía de la Clínica Veterinaria Ayora, donde por ecografía se ve a la izquierda arriba el carozo de mango alojado en el estómago. Luego, el hueso extraído.

Cuanto la semilla pasa del estómago al intestino, que puede tardar hasta meses, es cuando empiezan los problemas y cuando aparecen los síntomas que pueden ser: vómitos, dolor, y distintas patologías.

“El animal deja de comer y de defecar, se deshidrata y, finalmente, si no se hace nada, puede llegar a morir por una perforación”, advierten desde el sitio de la clínica.

Pero aclaran: “Solucionar este problema por endoscopia, cuando el cuerpo extraño está en el estómago, es muy sencillo. En apenas unos minutos y sin cirugía ni hospitalizaciones, podemos extraerlo por endoscopia. Y el animal se irá un rato después a su casa sin mayor problemas”.

Pero la cosa se puede complicar cuando pasa el carozo al intestino. Si desde ahí el perro no logra expulsarlo, será necesario realizar una cirugía, una operación costosa y ya de riesgo.

El mango es una fruta exquisita que los perros pueden comer solo en cuadraditos pelados y bien maduros./ Shutterstock.El mango es una fruta exquisita que los perros pueden comer solo en cuadraditos pelados y bien maduros./ Shutterstock.

En ese punto, habrá veterinarios que promoverán ir a la operación si el tema se demora. Uno a veces prefiere esperar por lo costosa de la operación. Pero en ese caso, debemos tener en cuenta que la vida de nuestro perrito está corriendo mucho más peligro de muerte.

Como enseñanza final, debemos tener siempre presente cuánto tenemos que cuidar a nuestro perro, como un hijo más, que nunca dejará de ser pequeño en el sentido del cuidado.



Fuente Oficial

Escrito por admin

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%