El Mundo

Fue muy lindo ver a las tres familias juntas

todaymarzo 1, 2024

Fondo


Matrimonio trial, trimonio, casamiento de tres personas. Como a usted más le guste. Lo cierto es que uno de estos, el primero en los casi cien años de la República Oriental del Uruguay, fue llevado a cabo el 24 de febrero en El Pinar, Canelones. Una alianza poliamorosa simbólica que quedará inscripta en la Historia de ese país.

Max Adoue (45), Guillermo Mendizábal (44) y Guillermo Picart (33) -Max, Willi y Capi, respectivamente- se casaron en una fiesta para no olvidar que juntó por primera vez a sus tres familias. Los novios soñaban con una foto de ellos en el centro y sus seres queridos alrededor y esa postal se consumó en el cierre de su noche soñada.

Sus figuras resaltan porque los tres vistieron de blanco y nude y el resto de negro y nude. Cada uno lució trajes similares en lo general, pero diferentes en cuanto a los detalles. Idea a tono con su intención de que la vestimenta representara sus personalidades. Uno más formal, otro informal y el tercero una mezcla de las dos cosas. Como ellos en su día a día en Montevideo.

Los anillos tienen una historia aparte. Siguiendo el leitmotiv de lo simbólico, Max, Willi y Capi mandaron a hacer anillos especiales de tres tipos de oro diferentes: plateado, uno rosado y común. Con la ayuda de un químico, una vez elegido el diseño combinaron los colores. “Somos el señor de los anillos”, bromeó Max en conversación con Clarín.

Willi y Max sumaron sus alianzas a las que ya tenían puestas desde hace más de veinte años, cuando se casaron en Argentina, su país de nacimiento, y todavía no conocían a Capi.

Picart se sumó a la pareja en 2019, unos pocos meses antes de la pandemia. “Pegó buena onda” con Max en Uruguay, donde este convivía con Willi ya hacía varios años, y un día Max le preguntó si quería conocer a su esposo, que en ese momento estaba de viaje.

Se casaron el 24 de febrero en Uruguay. Foto: cortesía Max AdoueSe casaron el 24 de febrero en Uruguay. Foto: cortesía Max Adoue

Capi lo pensó, pero cuando Willi volvió todo fluyó. El más joven conoció al esposo de Max y durante el encierro no vieron con malos ojos la posibilidad de compartir paredes. Su atracción fue casi inmediata, tanto que durante el confinamiento se pusieron a buscar departamento para mudarse los tres por separado sin que ninguno de los otros lo supiera. Ni bien hubo acuerdo, a las pocas horas estaban viviendo juntos en una casa adecuada para tres en el Uruguay.

A esta altura, un repaso no está de más. Max y Willy se conocieron en Argentina, se casaron legalmente, emigraron al Uruguay y en 2019 Max conoció allí a Capi, a quien le propuso conocer a Willi cuando este regresara de un viaje.

Una vez que Guillermo retornó, los tres forjaron una relación amorosa casi desde el primer día. Capi se mudó a casa de Max y Willi y el 24 de febrero de este año los tres se casaron. Cabe destacar que Max y Willy están casados legalmente y Capi, el “nuevo”, está unido a ellos de manera simbólica.

La ceremonia simbólica fue una manera de cerrar una etapa en el país. Foto: cortesía Max AdoueLa ceremonia simbólica fue una manera de cerrar una etapa en el país. Foto: cortesía Max Adoue

Detrás del casamiento

¿Hubo propuesta formal de casamiento?

M: No es que hubo una propuesta formal o romántica y todo eso. Al año de estar juntos, sí diseñamos unos anillos e hicimos un compromiso sin ponerle demasiado nombre. Pero cuando recibimos una propuesta de mudanza a Luxemburgo fue cuando dijimos, bueno, estaría bueno hacer y formalizar justamente el casorio con todo el simbolismo y cargado un montón de cosas que queríamos hacer.

El casamiento fue también una especie de despedida, “un modo de cierre” de su estancia en Uruguay. Max es hotelero, Willi es contador y Capi es programador de sitios web y aplicaciones. En los últimos tiempos, a Willi le surgió la posibilidad de ir a trabajar a Luxemburgo y es allí, en ese diminuto país europeo, donde los tres vivirán los próximos años.

Por eso venían hablando “hace un montón” de la idea de casarse. Para ver si había algo legal que los protegiera ante cualquier situación.

“Dijimos, ok: ¿Qué podemos hacer? Algo para tener como un amparo. Porque, a ver, hoy en día el matrimonio, además de lo simbólico y todo, tiene una parte de amparo legal”, contó Max.

Buscaron antecedentes en otros países, pero no hallaron ninguna certeza sobre la posibilidad de legalizar un casamiento triple o que algún amparo los reconozca como cónyuges.

En la boda se reunieron por primera vez sus tres familias. Foto: cortesía Max AdoueEn la boda se reunieron por primera vez sus tres familias. Foto: cortesía Max Adoue

“Acá en Uruguay la legislación no existe y, con el poco tiempo que teníamos, no daba para encarar algo un poco más fuerte, así que decidimos ir por un casamiento simbólico que tuviera todo lo que tiene cualquier casorio: las intenciones, juntar a toda la familia, a los amigos. Nada más hacer un lindo momento”, explicó Adoue.

Ser poliamoroso

A Max y a los Guillermos les beneficia su relación tripartita en dos pequeñas nimiedades de la cotidianeidad: 1) desempatar pequeñas discusiones cotidianas; 2) A Max, específicamente, llamar a sus parejas le es híper sencillo. Solo debe gritar “¡Guillermo!”.

¿Se nota mucho la diferencia de personalidades?

Capi: Depende de qué. En cosas chiquitas siempre encontrás a uno en un extremo, a otro en otro y a uno que cae en el medio.

¿Quién está en cada extremo, qué son esos extremos y quién está en el medio?

Capi: Los extremos van de serio y ordenado a lo contrario, diría. O sea, yo soy el más desordenado, Willi es súper ordenado, y vos (Max) estás como en el medio, mirando un poquito para ordenado.

Max firma los papeles. Foto: cortesía Max AdoueMax firma los papeles. Foto: cortesía Max Adoue

¿Cómo se llevan las familias de los tres? ¿Cómo fue ver a las tres juntas en el casamiento?

Capi: En el casamiento fue re lindo verlos juntos, se llevaban súper bien. Esto es algo que, la verdad, fuimos muy afortunados. Cuando yo llegué a su familia tuve los brazos abiertos, fluyó todo, fue re lindo. Verlos ahí a todos juntos creo que fue lo primero que pensamos cuando dijimos casamiento.

Más allá de que las familias de Willi y Max sí se conocían, las familias de los tres no habían estado nunca juntas en un mismo espacio físico hasta el casamiento. La boda juntó personas de varias partes de Uruguay y de Argentina. Max es salteño con familia en Córdoba y Buenos Aires, Willy es entrerriano y Capi, uruguayo con familia en Montevideo y el interior.

¿Cómo se llevaron con la repercusión que tuvo su boda en los medios?

M: Queríamos que el tema tuviera cierta visibilidad sabiendo que no íbamos a poder casarnos legalmente o intentar hacer muchas más cosas, porque en cuanto a tiempos estábamos corriendo. Me sorprende muchísimo que cada día, desde que hicimos la boda, más medios estén levantando las notas, habiendo cada vez más repercusión. Claramente hay un motivo por el cual esto es llamativo.

Max y Willi están juntos hace más de 20 años. Sumaron a Capi en 2019. Foto: cortesía Max AdoueMax y Willi están juntos hace más de 20 años. Sumaron a Capi en 2019. Foto: cortesía Max Adoue

Tanto en lo laboral como en lo privado, los tres vivieron siempre su relación de manera “muy abierta”. Nunca intentaron esconderla, ni nada parecido.

¿Se encuentran con gente que no comprende su relación?

M: Mucha gente no lo entendía por ser algo nuevo, pero no en una mala. Me pasó que me dijeran que no tenían idea de que (el poliamor) fuera algo posible. Es como que les das una nueva variante y los dejás pensando. Siempre en todos los ámbitos fue una repercusión buena. O sea, no es que todo el mundo ahora empezará a hacer triejas o poliamor. Es como que decís: “Mirá, hay otra forma de relacionarse, así que se puede. Ha ido bien y todo”.

A Max le pasó, por ejemplo, que en su trabajo había casos de relaciones poliamorosas que no estaban expuestas y que a través de su relación lo empezaron a vivir como algo “súper abierto, como una cuestión más”. “Comenzaron a poder planear y a poder vivir de otra forma sus relaciones personales”, detalló Adoue.

Para la trieja era importante darle visibilidad a su caso para ponerle nombre a algo que existe y que quizás muchos “tapan”. En ese sentido, Max reflexionó: “Quién te dice que en un futuro exista la posibilidad de una unión legal que nos haga estar en igualdad de condiciones, amparados. Esa es nuestra intención y eso hoy no lo tenemos”.

Los tres se irán a vivir juntos a Luxemburgo. Foto: cortesía Max AdoueLos tres se irán a vivir juntos a Luxemburgo. Foto: cortesía Max Adoue

Y añadió: “Estamos hablando de que en un futuro se pueda tener ese tipo de cobertura legal. Sería algo de lo que ganaríamos más derechos sin que nadie tenga menos derechos. Es lo mismo que hace muchos años atrás pasó con el matrimonio igualitario. Al día siguiente había un montón de personas que tenían la posibilidad de tener o tenían justamente más derechos sin que nadie fuera afectado en forma negativa”.

A la hora de mudarse, la trieja no tuvo mucho que pensar. Se alinearon los planetas: lo venían pensando hacía rato, les gustó el destino y la oportunidad los encontró en buenos momentos de su vida para cambiar.

Al finalizar, Max y Capi, presentes en la entrevista, refirieron al impacto que generó su parecido físico en X.

En Twitter están diciendo que se parecen, pero ustedes no son muy parecidos. ¿Es la foto, no?…

Capi: Es el look. ¡Es la foto, sí!



Fuente Oficial

Escrito por admin

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%