Espectáculos

Parte dos, Timothée Chalamet, el actor de Wonka, y Denis Villeneuve fueron como padre e hijo

todayfebrero 28, 2024 2

Fondo


El director Denis Villeneuve y el actor Timothée Chalamet entraron a la sala hablando en un rápido francés. Villeneuve es de Quebec; Chalamet nació en la ciudad de Nueva York, pero tiene doble ciudadanía estadounidense y francesa. Juntos, forman un equipo dinámico vestido casi idénticamente de negro de pies a cabeza, aunque las capas superpuestas de cuero brillante de Chalamet tienen más arrogancia. El tema del día es el genocidio galáctico y los Mesías dudosos, temas centrales de Duna: Parte dos, la segunda entrega de su cerebral epopeya espacial basada en la novela de 1965 de Frank Herbert. Sin embargo, el dúo es propenso a tener ataques de risa.

“No nos vemos desde hace un tiempo, así que es como unas vacaciones”, dijo Villeneuve, de 56 años, disculpándose y cambiando al inglés. Cuando el café llega a la habitación del hotel Four Seasons de Los Ángeles, las dos tazas tintinean. “Esa es nuestra especia”, rió entre dientes, refiriéndose a la sustancia psicodélica que sólo se encuentra en el planeta Arrakis de la película.

En Duna, las especias son el recurso más valioso del universo. Herbert las concibió como un polvo brillante con el poder de expandir la mente, impulsar los viajes interestelares e incitar a sangrientas batallas por su distribución. Combine los efectos devastadores del peyote, las luchas geopolíticas por el petróleo y la violencia del contrabando de la era de la Prohibición. Multiplique eso por la cantidad de estrellas del cielo y se hará una idea.

La anterior Duna, estrenada en 2021, ganó seis premios de la Academia. Llegó a su clímax cuando Paul Atreides, el personaje de Chalamet, es secuestrado del complejo minero de especias de su familia y abandonado para morir en el abrasador desierto de Arrakis, patrullado por gusanos de arena con colmillos del tamaño del Empire State Building. Para sobrevivir a la parte dos, la madre de Paul, Jessica (Rebecca Ferguson), anima a los fremen, una tribu de habitantes del desierto, a creer que su hijo es su tan esperado salvador. El peligro es que Paul puede verse inducido a creerlo también, incluso cuando la especia alucinógena lo acribilla con visiones de una yihad librada en su nombre.

Timothée Chalamet es el protagonista de la segunda parte. La primera obtuvo 6 Oscar. Fotos WBTimothée Chalamet es el protagonista de la segunda parte. La primera obtuvo 6 Oscar. Fotos WB

Cosas densas. No es que eso incida en el estado de ánimo de estos dos. Chalamet, de 28 años, sonrió y dijo: “La gran ironía de trabajar con un maestro como Denis es que no se trata de una experiencia pomposa”. Ambos hablaron luego sobre la próxima posible secuela, la búsqueda imposible de la perfección en la pantalla y los infames baldes de pochoclo de Dune. Estos son extractos editados de nuestra conversación.

-La gente define su dinámica como la de un padre y un hijo. ¿Es así como la ven ustedes?

Denis Villeneuve: Al principio tuve mucha empatía con Timothée por el hecho de que estuviera participando en una producción de esa magnitud. Tiene la edad de mis chicos, y yo trataba de encontrar la manera de cuidar a mi nuevo amigo.

Timothée Chalamet, agradecido

Timothée Chalamet: Se lo agradecí. ¡La magnitud era tan enorme! Los actores eran como titanes. Sentí que tenía un aura protectora.

Villeneuve: Cuando Timothée entraba al set de la Parte dos, la cosa era totalmente distinta. Tenía mucha más confianza en sí mismo. Estaba mucho más sólido. Ya no le impresionaba el tamaño de las cosas. ¡Estabas insensible!

Villeneuve: Es la primera vez que tengo la oportunidad de ver a un artista crecer frente a la cámara. Es muy conmovedor.

-Entraron hablando en francés. ¿Lo usaron en el set como idioma propio?

Villeneuve: Sí. Fue la forma en que pudimos encontrar intimidad en el caos. Era nuestro paisaje protegido. Un segundo idioma secreto.

Chalamet: Lo dijo a la perfección. Nuestra burbuja.

-El público puede haber salido de ver “Dune: Parte uno” pensando: “Este chico Paul Atreides es genial, no veo la hora de que conquiste todo el planeta”. Ahí es donde aparece la desilusión.

Villeneuve: Frank Herbert quería que el libro fuera una historia con moraleja, una advertencia respecto de los líderes religiosos carismáticos. Consideró que había fracasado porque la gente percibió mal sus intenciones. Entonces escribió El Mesías de Dune, un epílogo en el que se aseguraba de que sus ideas fueran vistas. Creo que la película es más trágica y dramática que el libro porque se acerca más a las intenciones de Frank.

Denis Villeneuve en la alfombra roja de su nuevo filme, en Nueva York. Foto EFEDenis Villeneuve en la alfombra roja de su nuevo filme, en Nueva York. Foto EFE

-Hablaste de hacer “El Mesías de Dune”, basada en la segunda novela Dune de Herbert, que comienza 12 años después del reinado de Paul como Emperador del Universo Conocido. Bajo su gobierno, han muerto 61.000 millones de personas.

Villeneuve: (Insulta a Chalamet)

Chalamet: ¡Yo no lo escribí!

-Pero estás esperando a que Timothée sea mayor. Dentro de seis años, ¿vas a esconderle el protector solar para que envejezca más rápido?

Villeneuve: Siempre se verá joven. Tendremos que usar la magia de la IA.

-Sin embargo, las visiones de Paul sobre el futuro no son lo que sucederá, sino lo que podría suceder.

Villeneuve: Sí. Traté de asegurarme de que, de alguna manera, se pudiera explicar científicamente lo que está sucediendo. Paul es un joven hipersensible a un alucinógeno… ¿no psicótico?

Villeneuve: Una sustancia psicotrópica que da visiones del futuro. No quería que el personaje dijera: «Está bien, va a ocurrir en cinco minutos, ahora me tomo el café». Al igual que los sueños extraños, son algo místico, son enigmas. Lo más importante cuando soñamos no son las imágenes, sino las emociones.

-La especia de Frank Herbert era la psilocibina. Le gustaban los hongos mucho antes de que las microdosis de hongos se convirtieran en algo común.

Villeneuve: Por estar en California…

Chalamet: ¡En los años 60!

Villeneuve: Un producto de su tiempo.

Josh Brolin es otro de los que vuelve en la Parte Dos. Josh Brolin es otro de los que vuelve en la Parte Dos.

-Pero la gente también lo considera una persona adelantada a su tiempo, que predijo cosas de nuestro futuro. ¿Qué diría del presente?

Villeneuve: Él decía: “¡Se lo vengo diciendo!”

Chalamet: “Se lo advertí…”.

Villeneuve: Es aterrador lo preciso que era.

-Tengo un buen amigo que tiene un tatuaje con una cita de «Dune»: “El miedo mata la mente”. ¿Hacer estas películas ha afectado la forma en que manejás el miedo?

Chalamet: Interpreto un personaje con los pies en la tierra que, por el hecho de que hay ojos puestos en él, está pasando por algo con lo que puedo identificarme.

Villeneuve: Las películas son muy largas de hacer, por lo que tienen un impacto en nuestra psiquis. Decididamente, eso puso una semilla dentro de mí. Adquirí la capacidad de sentirme cómodo sin saber la respuesta de inmediato.

-Fue un año difícil para las películas de superhéroes. Esta historia nos pide que pensemos más en los héroes, los elegidos, los salvadores. Timothée, ¿es correcto suponer que, si hubieras querido interpretar a un superhéroe, habrías tenido oportunidades?

Chalamet: Bueno, Leonardo DiCaprio me dijo: «Ni películas de superhéroes ni drogas duras». Lo cual me pareció muy bueno.

Villeneuve: ¿Cuál de las dos cosas?

Chalamet: ¡Las dos! Pero la película que me hizo querer actuar es una película de superhéroes, Batman: El caballero de la noche. Si el guion fuera genial, si el director fuera genial, tendría que considerarlo.

"Interpreto un personaje con los pies en la tierra que, por el hecho de que hay ojos puestos en él, está pasando por algo con lo que puedo identificarme", dijo Chalamet.«Interpreto un personaje con los pies en la tierra que, por el hecho de que hay ojos puestos en él, está pasando por algo con lo que puedo identificarme», dijo Chalamet.

-“Dune” existe en un mundo post-computadora. Las computadoras fueron destruidas y todos decidieron no reconstruirlas.

Villeneuve: Prohibieron la IA y la computadora. Están tratando de aumentar las capacidades humanas biológicamente, en lugar de tener máquinas externas. Dune no es una gran película de ciencia ficción. Se trata más de abrazar una nueva cultura. Para mí, es más interesante explorar la forma de caminar sobre la arena. Es más poético y cinematográfico que una nave espacial.

-Con ese espíritu, filmaste en locaciones en Jordania y Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos, que representaban un planeta donde sólo es seguro estar afuera al amanecer y al atardecer. Eso debe significar filmar las escenas en una ventana estrecha de luz solar: ¡vamos, vamos, vamos!

Chalamet: Decididamente. Esas escenas con Chani (la pareja romántica de Paul, interpretada por Zendaya), las filmábamos al amanecer, a veces durante tres días, porque tenés 30 minutos o una hora.

Villeneuve: En eso hay que darles un gran reconocimiento a los actores, porque el director de fotografía (Greig Fraser, que ganó un Oscar por la primera Dune) y el director son tercos y quieren una luz precisa que dura diez minutos. No quería hacer ninguna concesión. Hay escenas que en la pantalla parecen muy simples, pero que se filmaban en varios entornos diferentes sólo para asegurarnos de tener la roca correcta, el color correcto, el momento correcto del día y el sol preciso. Fueron construidas como un rompecabezas.

-Sin embargo, tuve la impresión de que te gusta un poco de imperfección para equilibrar la grandiosidad. Aquí, Florence Pugh lleva un tocado de cadenas que se le resbala por la nariz. Otro director podría haber intervenido entre tomas para arreglar eso, corregirlo, dejarlo perfecto. Elegiste no hacerlo.

(Villeneuve parece dolido).

Chalamet: Va a editarlo ahora mismo.

Javier Bardem es Stilgar, quien cree que Paul (Chalamet) es el Mesías esperado.Javier Bardem es Stilgar, quien cree que Paul (Chalamet) es el Mesías esperado.

Villeneuve: No, no. Es un equilibrio entre la perfección y la vida. La vida es un caos. Soy bastante obsesivo-compulsivo, pero la actuación siempre prevalecerá. Sé exactamente de qué estás hablando. Buen ojo. Leonard Cohen decía que, cuando hay una grieta en algo, es ahí donde entra la luz. Yo creo en eso. Una parte de mí intentó hacer todo perfecto. Pero la vida es más fuerte y yo prefiero eso.

-Las imperfecciones hacen que este mundo parezca humano.

Villeneuve: Me conmueve lo que decís porque es algo que me desafía. A veces sé que el movimiento de la cámara no es absolutamente perfecto, pero hay algo en la actuación que me rompe el corazón. (Palabrota). Voy a elegir esa toma porque es más potente.

-Ninguno de los dos es ajeno a los grandes elogios. Denis, te han llamado genio, el Stanley Kubrick de esta generación.

Villeneuve: Aprendí muy temprano en mi carrera que, cuanto más grandes son las flores, más grande es la maceta que les sigue. Si recibís un gran elogio, otro dirá que sos un pirata.

Chalamet: Esa es una gran cita. Cuanto más grandes sean las flores, más grande será la maceta. Guau.

Sopresa. ¿Qué hacía "nuestra" Anya Taylor-Joy en la premiere de "Duna: parte dos", junto a Villeneuve? Sí: tiene un papel, importante, pero su aparición es breve. Foto AFPSopresa. ¿Qué hacía «nuestra» Anya Taylor-Joy en la premiere de «Duna: parte dos», junto a Villeneuve? Sí: tiene un papel, importante, pero su aparición es breve. Foto AFP

-Y Timothée, fuiste nominado a tu primer Oscar a los 22 años. Ambos deben tener una idea de lo que plantea esta película: la tentación de creerse el propio bombo.

Villeneuve: ¡Afortunadamente siempre me siento un impostor, así que no hay peligro!

Chalamet: Yo diría que la diferencia es que, en esta historia, hay vidas humanas en juego. El papel de un actor nunca es tan trascendental, aun cuando estés haciendo un trabajo impactante y la gente se identifique con él. ¿Eso tiene sentido?

Villeneuve: No estaba escuchando.

-Espero que no estés pensando en la nariz de Florence.

Villeneuve: ¡No, no, no, no, no!

Chalamet: Le está enviando un mensaje de texto a Joe (Walker, que también ganó un Oscar por editar Dune).

Villeneuve: Hay un momento específico en el que sabés que la película está terminada porque tratás de corregir la edición y la película te muerde.

Florence Pugh se suma en esta segunda parte comola hija del emperador (Christopher Walken).Florence Pugh se suma en esta segunda parte comola hija del emperador (Christopher Walken).

-Timothée, una vez dijiste que, cuando Denis sostenía (un ejemplar del libro) «Dune» en sus manos, su lenguaje corporal era como el de un chico chiquito. ¿Cómo es eso?

Chalamet: Increíblemente entusiasta y juguetón. Se tomaba tiempo para pensar las cosas o ir al libro. Incluso Austin Butler en entrevistas dijo que creía haber encontrado la voz de Feyd-Rautha (la sádica némesis de Paul), y luego Denis dijo: déjenme soñarla.

Villeneuve: Mentira. Él no está aquí, podemos decir eso.

Chalamet: Pero el entusiasmo total de Denis inspira a todos en el set. Cada actor, cada miembro del equipo, querés que esté orgulloso.

Villeneuve: El cine es un acto de presencia, un acto de apertura total. Sé que en el set parezco un chico de 4 años, lo sé, pero divertirme con los juguetes es mi forma de hacer cine.

-Hablando de eso, Internet parece intimidada por los baldes de pochoclo de los gusanos de arena.

Chalamet lanza una rápida mirada a Villeneuve. Ambos se ríen nerviosamente.

Villeneuve: No quiero hacer chistes tontos de los que me arrepienta mañana a la mañana. Pero diré esto. Cuando los vi, dije: «¡A la miércoles! ¿¡Qué (palabrota)!?” Al mismo tiempo, eso generó mucha diversión online. Entonces, tal vez sea positivo. Es una especie de… Un diseño impresionante.

-Respeto una elección audaz.

Chalamet: No puedo decir si en este momento hay alguien en casa que está diciendo: «Mi diseño funcionó perfectamente y todos están hablando de él». O si alguien se siente brutalmente ofendido por la respuesta.

Villeneuve: Al final de cuentas, parece que el balde provocó muchas risas y alegría, lo cual creo que es…

Chalamet: Algo de lo que necesitamos más…

Villeneuve: Pero yo no…

Chalamet: Vos no participaste personalmente en el proceso de diseño.

Villeneuve: ¡Pensé que vos sí!

Traducción: Elisa Carnelli



Fuente Oficial

Escrito por admin

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%