Política

Un fiscal denunció en la justicia las millonarias irregularidades en la empresa de carbón de Río Turbio

todayfebrero 21, 2024 1

Fondo


El fiscal federal Guillermo Marijuan realizó una denuncia penal para que se investiguen diversas irregularidades en la empresa Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) y la Central Térmica -la obra que depende de la firma minera-. La presentación judicial, formulada a raíz de dos publicaciones de Clarín, quedó radicada en el juzgado de Sebastián Casanello, quien delegó el caso a la fiscal Paloma Ochoa, para que determine si debe abrirse o no la pesquisa.

YCRT fue eje de una investigación por corrupción que se encuentra elevada a juicio oral: el desvío de fondos que debían dirigirse a la puesta en valor y modernización del yacimiento para mejorar su productividad. Ahora, una nueva denuncia se suma a las sospechas que siempre rodearon a la empresa.

La justicia federal ya determinó que a través de YCRT se financió una ruta que no se terminó. También comprobó el desvío de 256 millones de pesos de una masa presupuestaria que debía volcarse a obras para mejorar la empresa minera. Ese caso fue elevado a juicio oral. Además, se investigó un tren turístico que sólo funcionó el día de su inauguración y unos pocos kilómetros.

Este año YCRT necesitará del Estado Nacional 163.216 millones de pesos para operar. La empresa, ubicada en el suroeste de la provincia de Santa Cruz, “no es rentable” como explican las actuales autoridades. Hace más de dos décadas que no lo es y requiere del aporte del Poder Ejecutivo constantemente.

Por ejemplo, este mes, la administración de Javier Milei envió a la empresa 4.000 de los 7.384 millones de pesos que necesita. Pero además, la intervención pelea con deudas de la anterior gestión, con proveedores, por cargas sociales y otras deudas generales que suman cerca de 40 mil millones de pesos.

Con una planta de personal de 2.142, sólo para cubrir salarios a lo largo del 2024, sin contemplar posibles aumentos, la compañía requerirá 80.000 millones de pesos.

La central térmica: monumento a la corrupción

Junto con esa realidad económica, convive la Central Térmica que ya fue foco de diversas denuncias penales por presuntos hechos de corrupción. La obra que debería generar 240 Mw fue licitada hace 17 años y nunca se terminó. Finalizar su construcción, estiman en el presente, costará unos 200 millones de dólares.

La actual intervención se encontró con una serie de contratos, los cuales fueron suspendidos y que ahora fueron denunciados por el fiscal Marijuan. Su par, Paloma Ochoa, decidirá si hay elementos suficientes para abrir una investigación al respecto.

La denuncia, a la que accedió Clarín, sostuvo que “corresponde a esta justicia de excepción la investigación de los hechos denunciados en tanto podrían haber perjudicado a la Administración Pública Nacional”.

El fiscal también pidió que sean investigados numerosos contratos de la empresa que exudan sospechas.

Según reflejó este diario, lo primero que determinó la intervención designada por Javier Milei es que cada vez que se encendía la Central Térmica (sólo una de sus calderas ya que la otra nunca se terminó), perdía 30 millones de pesos diarios. Ahora se encuentra apagada y así permanecerá. Alrededor de la misma se detectaron contrataciones por demás llamativas.

La primera corresponde a una empresa llamada Lares Del Sur SA, contratada para asistencia técnica para la Usina, pese a su falta de experiencia en el campo energético. La información que tiene bajo análisis la actual intervención a cargo de Thierry Decoud sostiene que se la había contratado para “pintar todos los meses una Usina que no estaba en operatividad”.

La documentación de YCRT expone que sólo en ocho licitaciones Lares del Sur fue beneficiada 868.432.177,80 pesos. Los pliegos hablan de “capacitación y asistencia técnica del personal de la Usina”. En la práctica, se la contrató para el mantenimiento de la obra inactiva y los últimos meses, realizó tareas de pintura.

Por mes también se destinaban poco más de 700 millones de pesos a la firma Prosetec SRL para la operación de la Usina. De hecho la compañía reclama una deuda de la anterior gestión.

Esta firma fue contratada para hacer la operación y el mantenimiento general, no de la infraestructura, sino de la turbina en sí, la única que se ponía eventualmente en marcha.

Se tercerizó la operatividad de la Usina pese a contar con 110 operarios de YCRT designados”, explicaron fuentes oficiales a Clarín. Y recordaron que aún con esa decisión, la Central Térmica no tuvo actividad continua porque presenta “problemas en su obra civil”.

También se detectó una tercera licitación adjudicada a una firma de catering para garantizar los servicios al personal subcontratado, por más de cien millones de pesos por mes.

Con la Usina apagada, las autoridades estiman que esto genera un ahorro por encima de los 1.000 millones de pesos, si se tiene en cuenta las contrataciones detalladas más la pérdida diaria que genera encenderla en las condiciones actuales.

Además del dispendio millonario y las dudas respecto del futuro de la empresa y la Usina, la justicia federal analizará ahora si en la gestión de ese fracaso también se cometieron delitos de corrupción.



Fuente Oficial

Escrito por admin

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%