El Mundo

Cómo conservar la lechuga fresca y evitar que se dañe en poco tiempo

todayfebrero 21, 2024

Fondo


La lechuga es una gran aliada de las dietas saludables y protagonista de las ensaladas. Durante todo el año se producen y se venden variedades como la criolla, la mantecosa, la morada, la capuchina y la francesa.

Sin embargo, muy pocos saben cómo guardarla para que esté siempre fresca y dure más. Para eso, existen algunas prácticas que hacen que la lechuga pueda prolongarse en buenas condiciones y fresca por varios días.

Su correcto almacenamiento es crucial para consumirla en su esplendor y evitar desperdicios.

¿Cómo conservar la lechuga fresca por más tiempo?

A la hora de elegir la planta de lechuga es fundamental optar por las que tengan hojas crujientes y color vibrante, ya sea verde o morado, dependiendo del tipo. Las hojas marchitas o con manchas podrían indicar que está deteriorada o en mal estado. A continuación, los mejores consejos para guardar la lechuga y siempre que esté fresca y dure más.

Consejos para guardar la lechuga de forma correcta. Foto: Getty Images.Consejos para guardar la lechuga de forma correcta. Foto: Getty Images.

1) Realizar una correcta limpieza y secado

Antes de guardar la lechuga en la heladera hay que lavar las hojas en agua fría para eliminar la suciedad y los residuos y secarlas de manera cuidadosa con papel de cocina o una lavadora manual de verduras.

La humedad en exceso podría contribuir a que las hojas de la lechuga pierdan la frescura. Es importante asegurarse de que esté completamente seca antes de guardarla.

La bacha debe estar limpia y también limpiarse las manos antes de manipular las verduras. Foto: Pexels.La bacha debe estar limpia y también limpiarse las manos antes de manipular las verduras. Foto: Pexels.

2) Guardarlas en la heladera de forma adecuada

La lechuga es muy sensible al frío, por eso es importante ponerla en el cajón de las verduras de la heladera. «Además, hay que evitar que las hojas toquen la pared de la heladera, porque el frío las estropea», señala la consultora de seguridad alimentaria SAIA.

3) Utilizar recipientes herméticos

Para prolongar la frescura de la lechuga, hay que conservarla limpia, seca y dentro de un tupper hermético en la heladera, con un par de servilletas de papel de cocina entre las hojas. De esta manera, se evita la acumulación de humedad que podría acelerar el deterioro del vegetal. “Se aconseja retirar las hojas que estén en mal estado, para que no estropeen el resto”, explican los especialistas.

4) Conservar las hojas enteras

Las hojas de lechuga enteras duran más. Los expertos recomiendan no cortarlas ni romperlas hasta el momento de comerlas, ya que las hojas cortadas tienen más superficie expuesta al aire y esto podría acelerar su descomposición.

Jamás se debe colocar la planta de lechuga en el congelador. Foto: unsplashJamás se debe colocar la planta de lechuga en el congelador. Foto: unsplash

Cabe destacar que más del 95% de una hoja de lechuga es agua y sólo contiene 1,4 gramos de carbohidratos y 1,5 gramos de fibra por cada 100 gramos. Es fuente de vitamina C y tiene magnesio, además de otras sales minerales. Entre sus beneficios, ayuda a eliminar las toxinas y depurar el organismo.



Fuente Oficial

Escrito por admin

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%