Política

Piqueteros de izquierda y peronistas se unen en reclamo de alimentos y lanzan un plan de lucha

todayfebrero 20, 2024 1

Fondo



Las organizaciones sociales de la izquierda y del peronismo dejaron de lado sus diferencias para presionar al Gobierno por las dilaciones en el envío de alimentos o fondos a los comedores populares. El jueves presentarán un plan de lucha de unidad en el Obelisco y el viernes habrá movilizaciones conjuntas.

La principal será frente al despacho principal de la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, en Retiro. Ese mismo día analizan realizar 10 cortes en puntos neurálgicos de la provincia de Buenos Aires, que decidió no adherir al protocolo Antipiquetes del Gobierno. Incluso podrían desafiar la capacidad del Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich para impedir bloqueos en rutas nacionales, aunque la mayoría prefiere no dar esa pelea todavía.

«La situación no da para más. No queremos que nos den la comida a nosotros, queremos que le llegue la comida a la gente. Ya empezaron a cerrar comedores«, alertan en el consejo directivo de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP).

La decisión terminó de cocinarse durante el fin de semana y se selló el lunes en la sede central de la UTEP, que reúne a las organizaciones sociales cercanas al peronismo (cuyos referentes ocuparon cargos en el gobierno anterior).

Allí se estrecharon las manos, entre otros, el secretario general de la organización y mano derecha del jefe del Evita Emilio Pérsico, Alejandro “Peluca” Gramajo, y Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, principal organización de Unidad piquetera, el conglomerado de agrupaciones de izquierda.

Reclamos por alimentos

“Ya no podemos tolerar la falta de respeto y el maltrato de este gobierno y de la Ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, que de humanidad tiene muy poco”, señala el comunicado titulado “La emergencia alimentaria no puede esperar más” que las organizaciones difundieron de manera conjunta.

Aunque no lo nombran, los movimientos sociales se hicieron eco de la cifra de pobreza del 54,7% que divulgó el Observatorio Social de la UCA. La Conferencia Episcopal había reclamado que el Gobierno recibiera a los referentes de los movimientos sociales que administran los comedores populares.

Como informó Clarín, en los últimos días la presión de las organizaciones se trasladó de la cartera de Pettovello al Ministerio de Economía de Luis Caputo, a quien responsabilizan por el recorte. Somos Barrios de Pie y la UTEP motorizó una manifestación frente al Palacio de Hacienda y se analizó una protesta frente al country Newman, en Benavídez, donde vive el ministro. El viernes, la Casa Néstor Kirchner volverá ser eje de las protestas.

Desde la asunción de Javier Milei, las organizaciones de la UTEP y la izquierda piquetera habían tomado caminos diferentes. El Polo Obrero fue la primera organización en desafiar el protocolo antipiquetes de Patricia Bullrich, el 20 de diciembre. En tiempos distintos, ambos sectores se movilizaron contra la Ley ómnibus.

“Vamos a hacer una peregrinación para los primeros días de marzo por Paz, Pan y trabajo frente a la violencia que provoca el gobierno ante la creciente conflictividad social que nos preocupa, no se puede resolver la pobreza con palos y represión, crecen los niveles de pobreza y aplican un ajuste brutal sobre los pobre, los trabajadores, los jubilados”, señaló el evitista Gramajo.

Unidad de los piqueteros

No es la primera vez que los movimientos sociales del panperonismo y de la izquierda se abroquelan. Alberto Fernández lo sintió en carne propia el 18 de mayo de 2023, cuando ambos sectores protestaron frente al ministerio de Desarrollo Social, en la 9 de Julio, para reclamar contra el FMI y para imponer su agenda en la campaña proselitista.

Un año antes las organizaciones del Polo Obrero y la UTEP habían coincidido en Plaza de Mayo para rechazar el avance de causas judiciales en distintas provincias y denunciaban un plan mancomunado del arco político tradicional.

Ex funcionarios acusan a Belliboni y al Polo Obrero de ser el grupo de choque del Evita, cuyo jefe estuvo a cargo de la secretaría de Economía Social que administraba los planes sociales durante la gestión del Frente de Todos que duplicó el universo de beneficiarios.

“Nosotros salíamos a la calle contra el gobierno de ellos. El Evita y Pérsico tienen que explicar por qué le dan la razón al Polo Obrero y por qué formaron parte de un gobierno que dejó 50 por ciento de pobres, no nosotros”, señaló Belliboni.



Fuente Oficial

Escrito por admin

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%