El Mundo

Qué son las faneras y cuál es su función para el cuerpo

todayfebrero 19, 2024 3

Fondo


El cuidado de la piel es una preocupación frecuente, que influye en la salud más allá de la estética. Pero muchas veces las personas no saben o confunden términos, y es bueno aclarar, por ejemplo, qué son las faneras y su función.

«La piel es el órgano más grande del cuerpo. Ella y sus derivados (cabello, uñas, sudor y glándulas sebáceas) conforman el sistema intergumentario», define Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Y añade que una de las principales funciones de la piel es la protección del cuerpo de factores externos tales como las bacterias, los químicos y la temperatura.

A su vez, se sabe, la piel está constituida por tejidos de origen embriológico y estructura tisular diferentes: la epidermis y la dermis (cutis).

Aunque un artículo de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de México difunde que para algunos autores la epidermis (o capa subcutánea) también debería componer este órgano).

Pero más allá de cada una de las partes, aparecen los que son considerados anexos de la piel.

Qué son las faneras

Las faneras son estructuras complementarias y visibles sobre la piel o que sobresalen de ella, define los dermatólogos.

El cabello, pelo o vello cumple la función de protección. El cabello, pelo o vello cumple la función de protección.

Son faneras las uñas, los pelos y las glándulas sudoríparas en los seres humanos, así como las plumas, pezuñas, escamas y cuernos en otros animales.

De esta manera, las faneras, junto a la piel, constituyen lo que se conoce como el sistema tegumentario.

Las faneras están compuestas en un alto porcentaje por la proteína denominada queratina, explican en Wikipedia.

Esta sustancia, amplían, es muy rica en azufre y constituye el componente principal de las capas más externas de la epidermis de los vertebrados y de las faneras, órganos derivados del ectodermo.

Cuáles son las funciones de las faneras

Los pelos, las uñas, las glándulas sudoríparas y las sebáceas, las llamadas faneras o anejos de la piel, también forman parte del sistema tegumentario, junto a la piel.

Por eso en cada caso vale la pena especificar su función, que muchos no tienen en cuenta o subestiman.

Las faneras son estructuras visibles sobre la piel, como uñas, pelo y hasta glándulas sudoríparas. Las faneras son estructuras visibles sobre la piel, como uñas, pelo y hasta glándulas sudoríparas.

PELO O VELLO. Compuestas por células epiteliales queratinizadas, el cabello humano o vello corporal comprende el tallo piloso y un bulbo blando y grueso fijado en la piel. La raíz termina en el bulbo piloso y éste está ubicado en un hueco en forma de saco conocido como folículo, a partir del cual crece el cabello.

El papel clave del cabello consiste en mantenernos abrigados. A través de la cabeza se pierde gran cantidad de calor.

Respecto al pelo de la nariz y las orejas y las pestañas, nos protege del polvo y otras partículas minúsculas.

UÑAS. Más allá de lo estético, cuidan las manos y pies de posibles lesiones externas y ayudan a tomar objetos pequeños.

Las uñas protegen las manos y pies de lesiones externas. Las uñas protegen las manos y pies de lesiones externas.

El proceso de formación es similar al del vello. Las células epidérmicas que se sitúan debajo de la raíz de la uña se desplazan hacia la superficie de la piel. Cada célula se convierte en una placa fina y estas se agrupan formando las uñas.

En los niños son flexibles y lisas, mientras que los adultos las tienen más duras´. Además, con los años pierden brillo y se vuelven frágiles.

GLÁNDULAS SEBÁCEAS. Están asociadas a los folículos pilosos del cuerpo. Al igual que no crece el pelo en las palmas de las manos y las plantas de los pies, tampoco tienen glándulas sebáceas, explican en la sección Salud de El Mundo de España.

Sin embargo, son numerosas y grandes las que se encuentran en la cara y en el cuero cabelludo. El sebo que producen hacen que nuestra piel disponga de una especie de aceite que la protege.

Transpiración. La función de las glándulas sudoríparas cuando hace mucho calor.  Foto: Thinkstockphotos Transpiración. La función de las glándulas sudoríparas cuando hace mucho calor. Foto: Thinkstockphotos

GLÁNDULAS SUDORÍPARAS. Regulan la temperatura del cuerpo. Por ejemplo, si hay mucho calor, tanto las apocrinas como las ecrinas producen de inmediato sudor.

Las apocrinas suelen protagonizar la etapa de la pubertad, cuando las hormonas sexuales experimentan un desajuste. Mientras que las ecrinas, además, suelen responder al miedo y a los nervios.



Fuente Oficial

Escrito por admin

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%