Policiales

los problemas de salud que sufrió la víctima y 3 claves sobre lo que viene

todayfebrero 19, 2024 1

Fondo



Abrupta pérdida de peso, problemas de salud, caída del pelo y las uñas y un estrés agobiante, fueron algunos de los problemas de salud que, según los testigos que declararon este lunes en el juicio, sufrió la denunciante de José Alperovich por abuso sexual.

Fue en la tercera audiencia por el juicio contra el ex senador y ex gobernador tucumano, que se realizó en el Tribunal Oral N° 29. La mamá de la denunciante, dos amigas, un ex compañero de trabajo y un periodista dieron su testimonio.

Los cinco relataron con detalle las características del periodo de tiempo, entre 2017 y 2018, en que la joven trabajó junto al ex senador Alperovich.

«La mamá coincidió con el relato de la abuela: describieron sus preocupaciones y el deterioro que atravesó la joven», confiaron a Clarín.

Además, una persona que había sufrido una situación personal confió en la joven su relato. Eso generó un vínculo de estrecha confianza entre ellos y ella también le confesó lo que estaba viviendo desde que trabajaba con Alperovich.

Los testigos avanzaron sobre cómo cambió su personalidad durante el tiempo que trabajó para él, y la describieron como «saturada de trabajo, con mal aspecto físico y un notable deterioro en su salud».

«Los relatos fueron en el mismo sentido que lo declarado por la víctima y el daño psicofísico provocado por los abusos. Los testigos son lineales en este sentido», anticiparon.

La próxima audiencia será el jueves 29 de febrero y no está claro si continuarán declarando testigos de la fiscalía o si ya empezarán algunos de la defensa.

Juicio contra Alperovich: tres claves

Para la parte acusadora será clave aportar testimonios que respalden de alguna manera los dichos de la víctima. La acusación de la denunciante es contundente, precisa y sostenida en relación a los hechos de abuso. Según consta en la denuncia, ocurrieron entre el 14 de diciembre de 2017 y el 26 de marzo de 2018, San Miguel de Tucumán y Yerba Buena; y en un departamento de Puerto Madero.

Los testigos, al momento, confirman un deterioro físico, psicológico y en las relaciones familiares que la joven había manifestado durante ese tiempo. Otros, sin saber qué pasaba, notaban su alejamiento y también el calvario que vivió, con estrategias que usaba para evadir los abusos.

Estos testimonios son fundamentales para mostrar al juez Juan María Ramos Padilla la consistencia del relato de la víctima, que también fue preciso y sin contradicciones.

Es que la defensa de Alperovich intentó desde un primer momento desviar la acusación y referirse a una «operación» para «sepultar» políticamente al ex caudillo tucumano, que nunca renunció a su banca como senador pero que tuvo que tomar licencia luego de que se conociera la denuncia.

Otro punto fundamental serán las pericias médicas en la siguiente etapa del juicio. Es que todas coinciden con el relato de la víctima y también de los testigos. Además, para la parte acusadora es clave determinar el vínculo de familiaridad que había entre Alperovich y la denunciante, la amistad de las familias y el trato de tío-sobrina que tenían, para probar el aprovechamiento de ese contexto como herramienta de sometimiento.

Asimismo, el tercer punto clave para del juicio serán los testigos del entorno laboral y del Senado que también serán citados para relatar situaciones que coinciden con el relato de la víctima por fechas o eventos. También hay chats y mensajes de texto que confirman la versión de la joven.

La denuncia

La denuncia se realizó en 2019 y la víctima se expresó en varias oportunidades a través de cartas. Ahora está en la recta final de su embarazo y no está presente durante las audiencias del juicio. Tampoco Alperovich, que se conecta vía zoom desde Tucumán.

En la investigación intervinieron la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 10, a cargo del fiscal Santiago Vismara, y la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), que dirige Mariela Labozzetta.

En mayo de 2022 la fiscalía había considerado que «en todos los casos, mediando para su comisión intimidación», el ex senador «abusó de una relación de dependencia, de poder y de autoridad».

Como fiscal de juicio interviene el titular de la Fiscalía General N° 27 ante los TOC, Sandro Abraldes; la defensa está encabezada por Augusto Nicolás Garrido, y la querella, por Pablo Rovatti y Carolina Cymerman, perteneciente al Programa de Asistencia y Patrocinio Jurídico a Víctimas de Delito de la Defensoría General de la Nación.



Fuente Oficial

Escrito por admin

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%